Buch ve difícil negociar con los mossos

El conseller de Interior asegura que no sabe quién les representa

El conseller de Interior asegura que no sabe quién les representa

- El conseller de Interior, Miquel Buch, que hoy ha firmado el primer acuerdo de mejoras laborales en los Bomberos desde 2006, ha reconocido que actualmente ve “difícil” poder negociar con los Mossos d’Esquadra porque sus elecciones sindicales están impugnadas y no sabe quién son sus representantes.

A preguntas de los periodistas tras firmar el acuerdo con los Bomberos, Buch ha salido así al paso de la querella que la Trisindical de los Mossos ha interpuesto en su contra por los delitos de prevaricación y contra la libertad sindical, al no convocar el Consejo de la Policía desde hace cuatro meses, el doble de lo que prevé su reglamento, para negociar mejoras en el cuerpo.

El conseller ha reconocido que la situación con los sindicatos de los Mossos es más complicada que con los de los Bomberos, especialmente porque los resultados de las elecciones sindicales del pasado 11 de marzo han sido impugnados y no sabe “quién son sus representantes”, de forma que así se les hace “difícil negociar”.

El conseller ha indicado que si el juzgado no resuelve de forma rápida el conflicto que bloquea la proclamación de los resultados de las elecciones sindicales en los Mossos, deberán buscar alternativas, ya que la situación es “anómala”.

En este sentido, ha advertido de los riesgos que comportaría prorrogar la actual composición del Consejo de la Policía, como plantean algunos sindicatos, porque considera que en ese caso si se alcanzara algún acuerdo en ese foro podría ser impugnado por los sindicatos que actualmente tienen menos representación o que no tienen voz.

“Nosotros queremos avanzar, pero el problema es que no sabemos con quién tenemos que negociar. Tenemos que buscar soluciones en una situación anómala”, ha insistido.

Con los sindicatos en pie de guerra por la falta de efectivos en los Mossos y la reivindicación de mejoras laborales, Buch advirtió el pasado 13 de marzo por carta de que no podía ratificar ningún acuerdo pese a su voluntad negociadora ante la imposibilidad de convocar al Consejo de la Policía debido a que el recuento de votos de las elecciones sindicales del pasado 11 de marzo ha sido suspendido cautelarmente por un juez. E