MENÚ
domingo 21 octubre 2018
13:13
Actualizado
  • 1

Cuando la gripe española destrozó Barcelona

Empar Fernández novela en «La epidemia de la primavera» aquel terrible año 1918.

  • La escritora Empar Fernández indaga en los estragos que provocó la gripe española en Barcelona a través de una historia de amor en la tragedia
    La escritora Empar Fernández indaga en los estragos que provocó la gripe española en Barcelona a través de una historia de amor en la tragedia / Shooting
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

12 de octubre de 2018. 07:38h

Comentada
Carlos Sala.  Barcelona. 12/10/2018

ETIQUETAS

Hace cien años y sin embargo su eco todavía impresiona, indigna y aterroriza a un tiempo. 1918 fue el primer año de nuestra historia reciente en que los índices de mortalidad fueron más altos que los de natalidad. La Primera Guerra Mundial acabaría por matar a 10 millones de personas, pero había un peligro todavía mayor, la infame gripe española que se calcula llegó a matar a 50 millones de personas. Una enfermedad cruenta que atacaba con virulencia a hombres y mujeres jóvenes, entre 20 y 40 años, tanto o más que a niños o ancianos, tradicionalmente los segmentos más débiles de la población.

Barcelona y Cataluña no escaparon de sus estragos. Encerrados en casa, la gente oía sin descanso, noche y día, los gritos de lamento de los familiares, mientras el eco de los últimos estertores de los enfermos parecían quedar atrapados para siempre en la memoria, como una fría amenaza que prometía alcanzarte en cualqueir momento.

Y en ese difícil contexto, las mujeres se vieron obligadas a salir a la calle y exigir a las autoridades que se cumpliese la ley. Los comerciantes habían subido los precios de los productos básicos, el pan, la leche, a alturas indecentes. Las zonas de combate de la I Guerra Mundial necesitaban de estos productos y era mucho más beneficioso para los comerciantes exportarlos que venderlos aquí. Lo que quedaba era a precios inasumibles dejando indefensas a las familias, que estaban a expensas de una enfermedad que no hacía distinciones y que era difícl evitar.

Durante quince días, las protestas colapsaron la ciudad y las autoridades se vieron obligadas a respetar los requerimientos de aquellas mujeres cuyo coraje consiguió que se respetase el tope de precios. Eso salvó a muchas familias. Porque más allá de la tristeza, la enfermedad y la pobreza, aún había esperanza, se necesitaba esperanza, incluso amor, aunque sólo fuera para huir de allí, para tener un horizonte donde escapar de los brazos del horror y soñar con una vida mejor.

La escritora Empar Fernández indaga en aquel mundo trágico de 1918 en «La epidemia de la primavera», (Suma de letras), narración que hibrida géneros presentando una novela histórica, un relato romántico y un thriller de supervivencia que consigue trasladarte in situ en las calles húmedas de aquella Barcelona de hedor a mugre donde todavía había espacio para pequeños milagros. «La gripe española fue una enfermedad terrible, totalmente atípica, que en 24 horas podía hacerte entrar en una neumonía que era el paso a una muerte segura. No había antibióticos, claro y al mismo tiempo que se pedía a la gente que se encerrara en sus casas, también organizaban grandes funerales en iglesias donde era fácil contagiarse. En Barcelona llegó a no haber suficientes ataúdes y muchos capellanes hasta se negaban a visitar a los enfermos», comenta Fernández.

Un amor como salvavidas

La escritora nos presenta a Gracia Ballesteros, una joven que regresa a Barcelona después de enamorarse en Burdeos de un atractivo soldado americano. Empezarán una relación a distancia con la esperanza de volver a reencontrarse mostrándonos el contraste entre un frente violento, caótico y degenerado y una vida civil que parecía encaminada al mismo caos. Gracia vivirá en primera persona desde las revueltas femeninas a los estragos de la gripe, siempre con la mirada puesta en el horizonte, en un tiempo y espacio lejanos en los que empezar a vivir realmente. «La idea de la novela me vino de una cita de Anthony Burguess, que explica cómo su padre regresó de cuatro años de guerra sólo para encontrarse en su casa a su hija y su mujer muertas por la gripe española. Da auténticos escalofríos», comenta.

La escritora Empar Fernández

«LA EPIDEMIA DE LA PRIMAVERA». Empar Fernández. SUMA DE LETRAS. Pág: 439. 17,90 euros.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs