El PP ve la cumbre anti Wert de hoy como una «cortina de humo» de Mas

El PSC pondrá sobre la mesa los recortes educativos de la Generalitat

Artur Mas recibió ayer la memoria de actividades de la comisión jurídica asesora de la Generalitat
Artur Mas recibió ayer la memoria de actividades de la comisión jurídica asesora de la Generalitat

BARCELONA- Artur Mas, volverá hoy a estar en su salsa, presidiendo una cumbre en el Palau de la Generalitat que tiene por objetivo defender «con uñas y dientes» la inmersión lingüística de los «ataques» de la ley Wert. Mas puso el grito en el cielo cuando el consejo de ministros aprobó el proyecto de la LOMCE (Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa), ya que consideró que la intención del Gobierno es volar por los aires el sistema que consagra el catalán como única lengua vehicular en la escuela. El president estará rodeado de dirigentes de ERC, PSC e ICV, así como de representantes de la comunidad educativa, pero no de PP y C's, muy críticos con la gesticulación del Govern.

«El presidente de la Generalitat quiere utilizar la ley Wert como cortina de humo para esconder su incompetencia en materia educativa», alertó ayer Alicia Sánchez-Camacho. En esta línea, la presidenta del PP catalán subrayó que «este año hay más barracones en Cataluña que el año anterior y la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, tiene convenios todavía por firmar con los ayuntamientos que recojan las deudas pendientes en materia educativa por parte de la Generalitat».

Dicho esto, Sánchez-Camacho aseguró que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, está «dispuesto a escuchar, siempre que se realicen propuestas de acuerdo con el Estatut y con las sentencias judiciales», las ideas de la Generalitat para mejorar el sistema educativo.

Pero la cumbre de esta tarde en el Palau de la Generalitat no está centrada en combatir el fracaso escolar o en elevar el rendimiento de los alumnos, sino que su propósito es realizar una defensa cerrada de la inmersión. Así las cosas, es de prever que el resultado de la reunión de hoy sea un llamamiento a la insumisión para incumplir la LOMCE, que todavía debe tramitarse en el Congreso.

Los participantes acuden con planteamientos desiguales. La intención de ERC es cerrar filas con la inmersión lingüística y plantear el desacato. El PSC, en cambio, cree que no tiene sentido hablar únicamente de la LOMCE. «La escuela catalana no sólo sufre por la ley Wert, también sufre por las políticas del gobierno de CiU y por la política que hace Rigau», dijo el portavoz de los socialistas catalanes, Jaume Collboni.

El líder de Ciutadans, Albert Rivera, por su parte, se mostró muy crítico con Mas porque, en su opinión, está más preocupado por educar a los alumnos catalanes en el «espíritu nacional» que no de formar profesionales de cara al futuro.

El president arremete contra el «caos» educativo

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, aseguró ayer que el modelo educativo se ha convertido en un «caos». Y dijo que esto se debe a que en 35 años de democracia han habido siete leyes educativas, una cifra en su opinión «excesiva» y que, en su opinión, está relacionado con el elevado fracaso escolar en España.