Política

«No tenía ni idea del patrimonio de Pujol»

«Me pregunta si yo conocía el patrimonio acumulado por la familia Pujol. Pues no. No lo conocía, no tenía ni idea, pero ni idea quiere decir ni idea», afirmó ayer Artur Mas ante la incredulidad de los grupos de la oposición en el Parlament. El presidente de la Generalitat, como ya hizo el pasado mes de julio, enmarcó las maniobras de los Pujol dentro del ámbito familiar y negó tener pista alguna sobre las irregularidades de nadie de su entorno.

Preguntado por el súbito enriquecimiento de buena parte de los Pujol, Mas también mostró un punto de condescendencia. «Debe matizarse un poco porque no todos los hijos de Pujol han tenido la misma trayectoria: los han tenido que han tenido mucho más patrimonio y otros que han tenido mucho menos. Supongo, por lo menos en lo que se ha conocido hasta ahora», afirmó.

En este punto, el presidente de la Generalitat recuperó el que ha sido su argumento fundamental desde que Pujol confesó que ocultaba una fortuna en el extranjero. «Estamos en esta esfera que yo les decía, estamos en esta esfera privada que no es una esfera que tú la puedas conocer a menos que tu relación con ese tipo de persona sea de una intimidad total, e incluso a veces ni así», dijo.

Tras desvincularse por completo de los negocios de los Pujol, Mas rompió una última lanza por el patriarca de CiU al expresar su convencimiento de que el dinero que acumuló en Andorra no procede de comisiones irregulares por adjudicaciones ni a prácticas semejantes. «Me puedo equivocar, porque no conozco el origen, pero mi apuesta rotunda es que esto es privado. Y no tiene que ver ni conmigo, ni con CDC, ni con CiU, ni con el Govern que presido», sentenció.

En pleno comentario sobre la fortuna del ex presidente de la Generalitat, Mas reveló por primera vez que la Agencia Tributaria de Cataluña abrió diligencias al conocer la confesión de presunto fraude fiscal de Jordi Pujol, aunque no ofreció más detalles porque no tiene la capacidad de hacerlo.

Sin dirección asistida

Por otra parte, el presidente de la Generalitat, a quien la oposición le preguntó si actuó al servicio del clan familiar, aseguró que funciona con completa autonomía desde que tomó las riendas de Convergència. Mas afirmó que dejó de ser un «monaguillo» de Jordi Pujol a partir de 2013 y que previamente, cuando estaba bajo su estela, y aseguró que no obedeció «ni una instrucción ni una insinuación» en contra de su «consciencia personal».

El portavoz de ERC en la comisión de investigación del «caso Pujol», Oriol Amorós, pidió, por su parte, «hacer limpieza» en los casos de corrupción que involucran a CiU, acabar con los personalismos que dominaban «la vieja política» de la época del ex president Jordi Pujol y que se admitan errores por las aparentes malas prácticas.