Política

Sebastià Gasch entra en la Biblioteca de Catalunya

Una exposición muestra los fondos documentales conservados del crítico de arte catalán

Ava Gardner de fiesta con la joven bailaora la Chunga
Ava Gardner de fiesta con la joven bailaora la Chunga

Una exposición muestra los fondos documentales conservados del crítico de arte catalán.

Sebastià Gasch es una figura clave de la literatura catalana. Él es uno de los responsables del célebre «Manifest groc», además de ser uno de los promotores de las carreras artísticas de Joan Miró y Salvador Dalí. Pero su curiosidad no se limitaba a la creación plástica sino que también se extendía hasta las artes escénicas, el circo , el flamenco o la vida nocturna de Barcelona. De todo eso hay eco en la exposición que desde el pasado viernes puede verse en la Biblioteca de Catalunya, en Barcelona, y comisariada por Anna Gudayol y Jaume Clarà.

Es la presentación del archivo del conocido crítico de arte que ahora forma parte de los fondos de la biblioteca, un legado en el que se puede seguir la historia de la vanguardia artística en Cataluña con protagonistas de lujo, como los citados Miró y Dalí, además de Picasso, Tàpies, Grau Sala o Ferrant. Precisamente la exposición se abre con una carta de Salvador Dalí a Sebastià Gasch cuando el pintor se encontraba en París en 1930 y que visualiza la amistad entre los dos. Junto a ella podemos ver una larga misiva de Lluís Montanyà –autor con Gasch y Dalí del «Manifest groc»– de octubre de 1937 en la que hay referencias a «Un Chien Andalou» y «L’Âge d’Or», las dos películas que escribieron el pintor de Figueres y Luis Buñuel. Muntanyà también afirma en la misiva que «he rebut un catàleg de les edicions surrealistes que En Dalí m’ha enviat des de Cadaqués. Verament el surrealisme és una literatura de luxe. De totes maneres, ací com a tot arreu, hi ha esnobs. I com que m’interessa molt la producció de Dalí, procuraré que ho comprin. De tot aquest moviment surrealista, el que conec més és Paul Éluard. No sé si el coneixeu. Paul Éluard, al meu entendre, és no solament el millor poeta surrealista, sinó també un dels millors poetes actuals».

La exposición nos permite ver los vínculos con Picasso, como se demuestra en una carta de Paul Rosenberg, galerista del malagueño, así como por una entrevista que realizó el crítico al pintor para «Meridià», publicada el 27 de mayo de 1938. También hay algún ejemplo de su amistad con Federico García Lorca con un ejemplar de «Cartas a sus amigos», el primer libro que reunía correspondencia con el poeta y que prologó Gasch.

En el archivo se pued seguir la vida nocturna de Barcelona en locales como Bocaccio, La Cova del Drac o El Molino, así como la admiración de Gasch por artistas de la talla de Carmen Amaya, Vicente Escudero, la Chunga o Antonio Gades.