Begoña y Carla llenan de ilusión el universo fallero

Las falleras mayores de Valencia viven sus exaltaciones

Begoña Jiménez saluda a los asistentes después de la imposición de la banda que le acredita como Fallera Mayor
Begoña Jiménez saluda a los asistentes después de la imposición de la banda que le acredita como Fallera Mayor

Días de ensayos, últimos detalles y, sobre todo, muchísima ilusión marcaron los momentos previos a las exaltaciones de las falleras mayores de Valencia para 2013, Begoña Jiménez y Carla González.

El viernes fue el turno de Begoña, regina mayor de todos los valencianos, la que vivió uno de los actos más importantes de su reinado.

Con su maravilloso espolín de «Vives i Marí», descendió del coche de época que la condujo al Palau de la Música de Valencia con la mejor de sus sonrisas.

Afable y elegante como ha de ser una fallera mayor, vivió con intensidad el momento en que el concejal de Fiestas y presidente de la Junta Central Fallera, Francisco Lledó, la proclamó delante de sus familiares, sus amigos y el resto de testigos expectantes del mundo fallero.

El momento más emotivo llegó de la mano de Enrique Esteve Moya, mantenedor de Begoña, quien ensalzó las virtudes de una auténtica fallera.

Amenizado por la Banda Municipal de Valencia, el Cor Virelai de l'Escola Coral y el Orfeó Veus Juntes de Quart de Poblet -quienes interpretaron el espectáculo «Queen of fire»- convirtieron la velada en una noche única, a la que no quisieron faltar las personalidades más representativas de la vida política y social valencianas.

Una cita llena de magia que vivió con expectación Carla González, fallera mayor infantil de Valencia, quien no quitaba ojo a Begoña.

Deslumbrante y risueña como siempre, llegó Carla el sábado por la tarde para celebrar el día grande de su reinado. Su precioso espolín de Rafael Catalá y la tierna compañía de las doce niñitas que la acompañan en este viaje fallero, disfrutó de cada instante de su presentación.

Segura y responsable aceptó la banda que la acredita como la máxima representante infantil del mundo fallero.

De ella, su mantenedora, María Pilar Santamaría, dijo que era una auténtica fallera, que ha vivido la fiesta desde el día en que nació. Asimismo, los asistentes pudieron disfrutar del espectáculo «Juega con nosotros» que puso la nota divertida en una tarde única.