Castedo espera que la presencia de Ikea sea una realidad en «no muchos meses»

La Razón
La RazónLa Razón

Alicante- La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, se mostró ayer esperanzada de que la implantación de Ikea en la ciudad sea una realidad «en no muchos meses», tras la presentación de este proyecto como Actuación Territorial Estratégica.

Será ahora la Generalitat Valenciana la que decida si declara el proyecto bajo esta catalogación, un tramite que Castedo espera que se realice a la mayor brevedad posible.

La tramitación de esta herramienta urbanística es «más ágil» y su aprobación permite que «todo ya venga rodado», aunque antes podrá ser objeto de posibles modificaciones y apuntes de mejora por parte de las Administraciones implicadas, como el Ministerio de Fomento.

«Ikea no es la salvación de esta ciudad, pero sí será importante a la hora de crear empleo» tanto en su construcción como en su actividad diaria.

Por otra parte, indicó que espera que la Generalitat, «con un compromiso firme y por escrito», pague la aportación que le corresponde en el servicio de autobuses interurbanos TAM ya que, según añadió, el Consistorio «no puede hace frente a un pago que no es suyo».

Recordó que el Ayuntamiento ha cumplido con su parte económica, muchas veces «multiplicada por mucho», mientras que la Generalitat «ha ido reduciendo su aportación». Con estas palabras, la alcaldesa popular se refirió al anuncio de huelga planteado por los comités de empresa de las firmas de transporte Masatusa y La Alcoyana para reclamar que se evite la desaparición del transporte público de autobuses entre los municipios de la comarca de l'Alacantí.