El PP valenciano intentará que el Gobierno recurra el plurilingüismo

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, asegura que la sentencia del TSJCV es un «varapalo» a la política de Puig

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, asegura que la sentencia del TSJCV es un «varapalo» a la política de Puig

La presidenta del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, anunció ayer que su partido «hará todo lo posible» para que el Gobierno central recurra la Ley de «imposición lingüística» del Consell.

Bonig realizó estas declaraciones en un almuerzo con militantes y simpatizantes en Moncofa, después de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) haya declarado esta semana la nulidad parcial del decreto de plurilingüismo de la Conselleria de Educación que fue derogado por el Consell el pasado diciembre.

Por ello, la presidenta del PPCV señaló que esta sentencia es «un varapalo judicial a toda la política lingüística del presidente Puig» que «reconoce lo que el PP siempre ha defendido: el derecho de los padres a elegir la lengua en la que quieren educar a sus hijos».

En este contexto, indicó que «dice cosas tan importantes» como que la libertad de los padres a la hora de elegir la lengua vehicular de sus hijos «es la que debe primar y que los padres no pueden ser sustituidos ni por la Administración ni por los consejos escolares, ni por otras plataformas».

Además, explicó, defiende lo que recoge la Constitución y es que ninguna lengua vehicular debe ser excluyente y que «tanto el valenciano como el castellano deben estar en nuestro sistema educativo en proporcionalidad».

Señaló que ninguna de las dos lenguas «han sido nunca motivos de confrontación hasta que llegó Puig», por lo tanto, y, a la vista de esta sentencia, se «anula y declara que hay muchos artículos que siguen vigentes en la actual Ley aprobada por el Consell de Puig que son contrarios a la Constitución y que no protege esa libertad».

Esta sentencia es «un motivo de alegría para los padres, porque ha quedado claro que su libertad está por encima de esa imposición que quiere la Administración de Puig».

En este sentido, advirtió de que estas decisiones del Consell «ponen en evidencia su voluntad de llevar a cabo el mismo proceso de catalanización que comenzó hace 20 años en Cataluña de imponer una escuela con un modelo único con exclusión del castellano sin darle libertad a los padres».

Por otra parte, la presidenta del PPCV, animó a todos los militantes y simpatizantes a trabajar de cara a 2019 «con ilusión, pasión y convencimiento» porque el PPCV puede salir a la calle «con la cara bien alta, porque somos el único partido que tiene un proyecto serio y responsable para los valencianos».