La ATE de los Docks empieza a tramitarse en una Generalitat en funciones

Los inversores, de Singapur, mantienen su proyecto y presentan su aval económico

Una figuración de cómo quedará el «Docks Resort», abajo, una imagen actual
Una figuración de cómo quedará el «Docks Resort», abajo, una imagen actual

Si el próximo Gobierno que conforme la Generalitat mantendrá la figura de las Actuaciones Territoriales Estratégicas (ATE) es todavía una incógnita. En cualquier caso, tendrán que tomar decisiones sobre las que están en tramitación. En plena campaña electoral entró en la Conselleria de Economía el proyecto de ARC Resorts para los Docks del puerto de Valencia.

Desde este departamento se analiza ahora la documentación presentada por este grupo empresarial cuyos inversores principales provienen de Singapur. El primer paso para la declaración de la ATE es confirmar que tiene garantizada la inversión inicial, cifrada en 206 millones de euros, y cuyo impacto económico adicional en la fase de construcción se sitúa en los 102 millones.

Esta cantidad de dinero recaerá directamente sobre la zona de los Docks situados en la Marina Real de Valencia.

El elemento principal del proyecto es el edificio inacabado de Demetrio Ribes de 1915. Se respetará el diseño original para convertirlo en el Hotel Destino, de seis estrellas, con 120 suites y un gran atrio abierto. Alrededor del mismo se levantará el Jardín y Cristal de Chihuly, el artista del vidrio más importante del mundo. También habrá un jardín botánico y un parque con jardines inspirados en la huerta de Valencia.

Impacto económico

El segundo elemento de esta ATE es el casino que, al estilo de los grandes salones de Mónaco, justifica la viabilidad del proyecto y se convierte en el elemento catalizador del mismo, según afirman los promotores en la documentación remitida a la Generaltiat. Se complementará con otras instalaciones de ocio y restauración.

La superficie total del proyecto es de 16.000 metros cuadrados dado que además del antiguo edificio comprende el parque adyacente al este y la calle del doctor Marcos Sopena.

Los promotores aseguran que «Docks Resort» generará 51 millones en ingresos fiscales para 2018, una vez completado el primer años de funcionamiento. Así mismo, el valor actual neto del flujo de efectivo (VAN) en impuestos sobre diez años está calculado en 269 millones y el de ingresos fiscales es de 477 millones.

Por lo que respecta a los ingresos de juego, se prevé que comiencen en 2016 con la apertura de la instalación del casino temporal.

Inciden también en el importante número de turistas que aportará a la ciudad esta instalación. Las previsiones apuntan que se producirá un incremento en el ámbito de la ciudad de Valencia de 227.000 visitantes, cifra que en toda la Comunitat Valenciana superará el medio millón.

Insisten también en los importantes impactos económicos que conseguirán. Aseguran 1.294 puestos de trabajo permanentes que se crearán a partir de 2018. El 42 por ciento están relacionados con el sector turístico.

Por otra parte, durante la fase de construcción de este complejo, que los promotores fijan entre 2016 y 2017, se promete la generación de 560 empleos.

Aportan también una garantía de valor añadido a estos empleos, puesto que en su propuesta recogen la creación de una escuela de hostelería que tendrá una inversión inicial de 900.000 euros y que posteriormente irán incrementando con aportaciones anuales del cinco por ciento de los costes salariales de los empleados.