Punset desconfía de los ayuntamientos para revertir la calificación de los suelos urbanizables

La Razón
La RazónLa Razón

La portavoz de Ciudadanos en Les Corts Valencianes, Carolina Punset, mostró ayer su desconfianza hacia los ayuntamientos para iniciar los procesos de reversión de la calificación de suelo urbanizable a rústico.

La ex concejal de Urbanismo de Altea no quiso aceptar las enmiendas propuestas por el PP en las que se da protagonismo a los gobiernos locales para iniciar el proceso que devuelva la condición de rústico al suelo urbanizable que no haya sido reparcelado o urbanizado, y lo justificó en que «los informes sobre corrupción sitúan a los ayuntamientos a la cabeza, y concretamente a las áreas de urbanismo de los mismos».

Punset, que sí aceptó enmiendas del resto de grupos de la Cámara hasta articular una transaccional, ni siquiera se dirigió al PP, según la diputada Elisa Díaz, algo que Punset justificó alegando que «sabía que me iban a decir que no».

En cualquier caso, las enmiendas propuestas por los grupos suavizaron la proposición no de ley inicial de Ciudadanos en el sentido de que la reversión de los suelos no suponga desembolso para la Administración, por lo que los supceptibles de este cambio serán aquellos que no hayan sido reparcelados o donde no se haya ejecutado la carga urbanística, estudiando siempre caso por caso, y con la supervisión local.