Comunidad Valenciana

Ximo Puig reclama «mayor compromiso democrático» como freno al «nuevo fascismo»

El presidente de la Generalitat valenciana cree que «el temor y el miedo» de la sociedad a las crisis económicas «favorecen el populismo, el hipernacionalismo y la xenofobia»

El presidente de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, reclamó ayer «mayor compromiso democrático» y la defensa de valores constitucionales como la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo político como instrumentos para hacer frente al «nuevo rostro del fascismo». Así se expresó durante su discurso en el acto de celebración del 40 aniversario de la Constitución Española, que se celebró en el teatro Principal de Alicante, al que acudió el Consell al completo, además del presidente de Les Corts, Enric Morera, y el alcalde de Alicante, Luis Barcala, entre otros.

Publicidad

Además de pedir ese mayor compromiso para también «fortalecer la cohesión como país», Puig consideró que «la erosión» del equilibrio entre el crecimiento económico y la Constitución ha provocado «desasosiego en la sociedad» y afirmó que «el temor y el miedo» ante esta situación «favorece el populismo, el hipernacionalismo y la xenofobia».

Declaró que «son fenómenos que ponen en peligro las libertades de la Democracia, por mucho que a veces algunos se empeñen en blanquear y legitimar acciones y proclamas que en realidad esconden un nuevo rostro del fascismo». Añadió que «el voto no es un pasaporte que lo justifique todo».

En su opinión, reformar hoy la Constitución «es defenderla», y apostó por establecer un estado federal que sustituya el actual modelo de autonomías que «sufre síntomas de agotamiento, pues permite desigualdades territoriales inasumibles».

Del mismo modo opinó la vicepresidenta, Mónica Oltra, que dijo que el texto «necesita adaptarse a una realidad que ya no es aquella y hacerla inmutable es regalarla a aquellas personas que hacen de las banderas símbolos vacíos».

Publicidad

El acto ha servido para entregar dos premios por la defensa de los valores constitucionales, que en este año han recaído en la Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones (MERP) y en el expresidente del Tribunal Constitucional, Supremo y el Consejo General del Poder Judicial, Pascual Sala.

El magistrado valenciano aseveró que la Constitución «no fue producto de un acuerdo político artificial, sino un triunfo para el pueblo español, en tanto en cuanto todas las ideologías confluyeron», pero también coincidió en la necesidad de que sea reformada.

Publicidad

Por su parte, el portavoz de la MERP, Joan Encunyat, destacó la necesidad de que las pensiones «pasen de ser un principio a ser un derecho fundamental incluido en la Constitución».