Carabanchel levanta el veto en la cabalgata al colegio católico Arenales

La edil de Ahora Madrid asegura que el permiso para la carroza se da a la AMPA, no al centro escolar

Imagen de la cabalgata de Carabanchel de 2015, en la que participó el colectivo Carabanchel en Lucha, próximo al Partido Comunista del distrito
Imagen de la cabalgata de Carabanchel de 2015, en la que participó el colectivo Carabanchel en Lucha, próximo al Partido Comunista del distrito

La edil de Ahora Madrid asegura que el permiso para la carroza se da a la AMPA, no al centro escolar

La decisión del Ayuntamiento de Madrid de no permitir la participación del colegio concertado Arenales en la cabalgata de Reyes de Carabanchel se convirtió en una de las polémicas de las últimas navidades. Más de 800 niños de este centro escolar católico no pudieron sumarse a esta celebración el pasado 5 de enero.

Desde el consistorio y la junta de distrito, se justificó este veto con el argumento de que el colegio no cumplía el requisito de no discriminación exigido a todos los colectivos participantes del desfile al tener, en alguno de sus niveles, educación diferenciada entre niños y niñas. Numerosas asociaciones y colegios manifestaron entonces su apoyo al Arenales y, en el terreno político, el grupo municipal del PP exigió explicaciones al Ejecutivo de Carmena tanto en el Pleno de Cibeles como en el propio distrito con la convocatoria de una sesión monográfica sobre el tema.

Esta situación de «discriminación», según denunció el colegio, no se repetirá en la Cabalgata del próximo enero. La junta de distrito –presidida por la concejala de Ahora Madrid Esther Gómez– sí permitirá este año que el colegio Arenales tenga su propia carroza. El asesor de la edil y la jefa de la Unidad de Actividades Culturales de Carabanchel así lo anunciaron en la primera reunión preparatoria de la cabalgata, celebrada el pasado miércoles. Este cambio de criterio respecto al año pasado se fundamenta, según señalaron en este encuentro, en que el permiso para la carroza no se concede al colegio como tal sino a su Asociación de Madres y Padres (AMPA). Fuentes municipales consultadas por este diario precisan que lo que se busca este año es lograr una «cabalgata que sea lo más participada posible» y que, tras el precedente del año pasado, puedan «participar todos los niños de Carabanchel».

Pese al argumento dado por la junta al tejido asociativo de Carabanchel, la rectificación del equipo de Ahora Madrid parece evidente, ya que el año pasado también fue la AMPA la que solicitó el permiso. «La AMPA es una entidad independiente y fue quien recibió la aprobación y la posterior prohibición», aseguró la dirección del colegio.

En el Pleno del distrito de Carabanchel celebrado el pasado jueves, la edil de Ahora Madrid confirmó, tras una pregunta formulada por el PP, que los 800 niños del colegio Arenales sí podrán tener su propia carroza en la Cabalgata de enero de 2017. El concejal del PP Álvaro González asegura sentirse «orgulloso por haber enarbolado la bandera de la libertad. Estamos muy satisfechos de haber trabajado y obligado al Ayuntamiento a enmendar su error para que los niños de este colegio puedan participar en la cabalgata». Según González, «no ha cambiado nada» respecto al año pasado, ya que entonces también fue la AMPA la que solicitó el permiso y acabó siendo víctima de «una discrimanción brutal por el mero hecho de tener un sistema de educación que no gusta a algunos».

El pasado mes de enero, el PP llevó al Pleno de Cibeles una propuesta para evitar que este veto se repitiese en futuras cabalgatas. La votación de la moción quedó empatada (PP y C’s a favor; PSOE y Ahora Madrid, en contra). Carmena, con su voto de calidad, tumbó entonces esa moción, cuyo contenido ahora sí se aplicará.

Cronología

- Sin cabalgata.

El 28 de diciembre de 2015, LA RAZÓN informó de que el colegio Arenales no podría participar en la Cabalgata. El Gobierno municipal acusó al centro de tener un modelo educativo discriminatorio.

- La izquierda radical.

Entre los colectivos a los que la junta de distrito sí concedió permiso estuvo Carabanchel en Lucha, una entidad próxima a la sección juvenil del Partido Comunista.

- Pleno monográfico.

El 21 de enero se celebró una sesión extraordinaria en el distrito. La edil de Ahora Madrid se ratificó en su argumento: «Este centro ofrece clases segregadas entre niñas y niños y que, por tanto, implican una discriminación por razón de género, así de sencillo». Algunas asociaciones aseguraron entonces que este modelo educativo fomenta el maltrato.