MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
03:11
Actualizado
  • 1

El nuevo proyecto de Chamartín podría tardar cinco años en arrancar

El Ayuntamiento presenta el plan Madrid Nuevo Norte con la ausencia del presidente de la Comunidad de Madrid.

  • Presentación de la maqueta del proyecto Madrid Nuevo Norte / Foto: Efe
    Presentación de la maqueta del proyecto Madrid Nuevo Norte / Foto: Efe
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

27 de julio de 2018. 20:50h

Comentada
J.V. Echagüe Madrid. 27/7/2018

Muchos son los nombres dados a lo largo del último cuarto de siglo a la operación urbanística presentada esta mañana en el Palacio de Cibeles. Finalmente, la llamada «operación Chamartín», la tan acariciada remodelación de la zona norte de la capital, parece que por fin verá la luz bajo el nombre de Madrid Nuevo Norte. José Manuel Calvo, delegado del Área de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento ha dado a conocer hoy los detalles de un proyecto en el que todavía quedan flecos pendientes. Entre otros, varios informes que aún tiene que valorar la Comunidad de Madrid, uno de ellos referido al impacto medioambiental y que es preceptivo para que la operación salga adelante. No en vano, al presidente regional no ha asistido a una presentación en la que, junto a Calvo, sí asistieron la alcaldesa, Manuela Carmena; el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y el presidente del Distrito Castellana Norte, Antonio Béjar. Del mismo modo, colectivos vecinales se personaron ayer en el Palacio de Cibeles para protestar contra la viabilidad del proyecto. Y es que como ha recordado la portavoz de Ciudadanos, Begoña Villacís, la operación sale adelanta «con la oposición de miembros» del propio partido de Ahora Madrid.

Así, Madrid Nuevo Norte podría tardar años en arrancar, según ha reconocido Calvo. «Los tiempos en urbanismo son mucho más lentos de lo que nos gustaría. Desde que se apruebe el plan, pongamos en marzo o abril del próximo año, suele pasar entre un año o año y medio hasta que se gestionan los convenios de forma que todos los instrumentos están disponibles para empezar a urbanizar», ha afirmado. Después, «una vez que se doten a los parcelas de los servicios necesarios, es cuando puede empezarse a construir. Desde que se aprueba hasta que se empieza a construir el primer edificio suelen pasar cuatro o cinco años. En este proyecto y en cualquier otro proyecto de desarrollo urbano», ha asegurado.

¿En qué consistirá la operación Madrid Nuevo Norte? El texto recoge en su mayoría la ordenación urbanística ya redactada por el Ayuntamiento en 2016 y pretende acabar con la «brecha abierta» en la zona durante los últimos 25 años y que ha supuesto problemas en las comunicaciones.

Presentación de la maqueta del proyecto Madrid Nuevo Norte
- La alcaldesa de Madrid Manuela Carmena y el ministro de Fomento José Luis Ábalos, durante la presentación de la maqueta del proyecto Madrid Nuevo Norte
Gran eje verde

El ámbito, con una superficie total de 2.357.443 metros cuadrados, se define en cuatro zonas: la estación de Chamartín, el Centro de Negocios, Malmea-San Roque-Tres Olivos y Las Tablas Oeste. Contará con una gran eje verde que recorrerá los barrios de Fuencarral, Begoña y Tres Olivos, que conectará con otras grandes zonas verdes de la ciudad.

La edificabilidad total permitida será de 2.657.313 metros cuadrados, un 21% menos respecto al plan anterior. El uso residencial será de 1.050.000 de m2, de los cuales 790.000 se situarán al norte de la M-30, junto con actividades económicas comerciales y de servicios terciarios. Las 18.000 viviendas previstas se reducen a 10.500, de las cuales un 20% serán protegidas (2.100, aproximadamente). A estas se les sumarán 1.900 más tras las cesiones obligatorias que recibirá el Consistorio. Mientras, al sur de la M-30, habrá 260.000 metros cuadrados para viviendas residenciales, de las cuales un 20% serán protegidas.

Presentación de la maqueta del proyecto Madrid Nuevo Norte
Chamartín, a cinco minutos del Aeropuerto

Calvo ha afirmado que el proyecto apuesta por la «sostenibilidad en un sentido estricto» y, por tanto, por el «transporte publico, cuando antes la apuesta era claramente por el vehículo privado». Por tanto, se espera que la proporción sea del 80% a favor del transporte público. Así, uno de los puntos fuertes del plan es la remodelación de la estación de Chamartín, más «moderna y de referencia a nivel europeo». «Junto con Atocha, será la estación más importante de la ciudad, y conectará con el Aeropuerto en cinco minutos», aseguró el delegado, sin avanzar más detalles. Ábalos afirmó que el presupuesto de Adif para el proyecto, para el que se lanzará un concurso de ideas, será de 1.200 millones.

Las cuatro torres serán cinco

Esta actuación reconfigura, en palabras de Calvo, el «skyline» madrileño. Así, se incorporarán nuevos edificios. «Las cuatro torres serán cinco. Se trata de una proposición que está tentativa. Después, se estudiarán proyectos concretos», afirmó.

Gran zona de oficinas

Se espera asimismo que la zona sea un «gran centro de oficinas» en torno a la estación de Chamartín y que atraerá «miles de puestos de trabajo». Adif y Renfe ya han mostrado su interés en establecerse en el área. Y muy posiblemente Correos siga sus pasos.

¿Nueva Ciudad de la Justicia?

José Manuel Calvo dejó caer la idea y la propia alcaldesa confirmó que sería una buena idea: la construcción en la zona de una futura Ciudad de la Justicia. «Es una reivindicación fortísima de jueces y magistrados. Sería el sitio idóneo, cerca de los edificios más emblemáticos de Primera Instancia», afirmó Carmena.

Últimas noticias