El reservista Pérez: «Yo aquí soy un "mandao"»

El alcalde de Alcorcón concluye su periodo de formación como alférez voluntario en el Ejército del Aire

El alcalde de Alcorcón concluye su periodo de formación como alférez voluntario en el Ejército del Aire
El alcalde de Alcorcón concluye su periodo de formación como alférez voluntario en el Ejército del Aire

«Aquí no es el alcalde de Alcorcón, aquí es uno más», aseguran los miembros del departamento de Comunicación del Ejército del Aire. Y lo dicen por una razón, porque son los compañeros del regidor. Sí, David Pérez, quien además es presidente de la Federación de Municipios de Madrid (FMM), también es militar, en concreto, reservista voluntario. Tomó la decisión a comienzos de año, cuando se enteró de que había una serie de plazas vacantes y pensó que «era el momento de dar el paso». Una de ellas era en el área de comunicación en el Ejército del Aire, así que no dudó y decidió aportar sus conocimientos, no sólo como licenciado en Ciencias de la Información, sino también como profesor, escritor y por su experiencia en la administración. «Yo que sé, ¿de esto?, pues voy a intentar aportarlo. Es una forma de colaborar», asegura. Al mismo tiempo, apunta que «por lo que estoy aquí es porque tengo un deseo patriótico de colaborar y lo hago a través de mi preparación en Comunicación».

Pero, ¿por qué el Ejército del Aire? Entre otros motivos, porque «parte de la base aérea de Cuatro Vientos pertenece a Alcorcón y tenemos muy buenas relaciones y muy buena sintonía con ellos», afirma. «Me sentía muy vinculado y me apetecía más. Tengo mucho cariño al Ejército, pero al del Aire más», sentencia el alcalde.

Ha sido durante estas vacaciones cuando Pérez ha hecho encaje de bolillos entre sus funciones en la alcaldía, la FMM y sus días de descanso para realizar la instrucción. «Primero hice la instrucción común de 15 días en la Escuela de Técnicas Aeronáuticas (ESTAER) de Torrejón, donde aprendes a desfilar, a tirar... y hay también una parte teórica, jurídica, de funcionamiento de las Fuerzas Armadas... Es una primera toma de contacto». Después de esta primera etapa pasó una semana de formación específica del puesto al que iba destinado, en su caso la oficina de comunicación del Cuartel General del Ejército del Aire, en Madrid. «Allí puedo aportar mi experiencia y mis conocimientos», afirma. Y como él, «entre los 40 aspirantes a reservistas como yo había médicos, sanitarios, informáticos, veterinarios... Profesionales que quieren aportar su experiencia al Ejército».

Durante varios días ha trabajado en el citado departamento y esta semana pone fin a su periodo de servicio. Eso sí, ayer tuvo su primera prueba de fuego con periodistas de verdad en un acto organizado en la Escuela de Técnicas de Mando, Control y Telecomunicaciones (EMACOT). Allí es donde se forman, por un lado, los oficiales que asumirán responsabilidades en el campo de los sistemas de información y comunicaciones, y en el área del Mando y Control (los controladores de Interceptación). Y, por otro, se instruye a los suboficiales que asumirán responsabilidades en el campo de la operación y mantenimiento de los sistemas de Mando y Control y Telecomunicaciones y mantenimiento de los sistemas electrónicos. Un centro por el que cada año pasan cerca de 350 alumnos que estudian alguno de los 30 cursos diferentes que imparten. Y, como dice su director, coronel Javier Fermín Vázquez, «es una pieza clave para garantizar la seguridad de los ciudadanos españoles».

Durante todo el acto, el alférez reservista Pérez fue uno más, como sus compañeros. «Yo aquí soy un "mandao"», dice, y no tuvo problema alguno en atender a los periodistas que le preguntaban por su caso particular. Él lo ve con total normalidad.

58.000 metros cuadrados

El Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (INVIED) continúa con su política de enajenación de propiedades sin uso y, en la actualidad, tiene en marcha el proceso de subasta de cinco solares situados en Madrid, lo que supone la venta de cerca de 57.000 m² de terreno para usos diversos, como se desprende de los datos publicados por el Instituto. Entre estos solares destaca el de la calle Raimundo Fernández Villaverde (que albergaba el Taller de Precisión y Centro Electrotécnico de Artillería), con más de 14.500 m² y un precio de salida de 90.278.264,98 euros.