Teatro

Madrid se rinde a Caballé, la «catalana universal»

Caballé recibió de manos de González la Medalla de las Artes
Caballé recibió de manos de González la Medalla de las Artes

La soprano catalana Montserrat Caballé reconoció sentirse muy honrada al recibir ayer la Medalla Internacional de las Artes de Madrid. Visiblemente emocionada, aseguró que este premio irá directo al cuarto del piano de su casa de Barcelona, algo así como «el lugar de honor», en el que guarda sus «mejores reconocimientos».

Entre los aplausos del público que abarrotaba la Sala Roja de los Teatros del Canal, Caballé reconoció que galardones como éste –que besó nada más recibirlo de manos del presidente regional, Ignacio González– «no sólo reconfortan, sino que nos ayudan a continuar». La artista de 80 años repasó sus noches de gloria en Madrid, en el Teatro de la Zarzuela y en el Auditorio y también, cómo en la capital nació su hija, Montserrat Martí. El pasado año precisamente ofrecieron madre e hija un recital en Madrid, ciudad de la que la soprano siempre recuerda «la cantidad de óperas tremenda» que cantó en la Zarzuela y como también fue la protagonista de la primera ópera que se hizo en el Real, la «Norma» de Bellini en versión de concierto. Ignacio González, recordó que esta medalla «rinde homenaje a los artistas que más han contribuido a difundir en todo el mundo el nombre de Madrid y su condición de espacio abierto a la cultura», por lo que celebró que en esta edición haya correspondido a «una catalana universal, muy admirada y muy querida por los madrileños».

Acompañado de los consejeros Salvador Victoria y Ana Isabel Mariño, González también entregó los Premios de la Cultura de la Comunidad de Madrid, que fueron a parar a Miguel del Arco, en la categoría de Teatro; Ruth Miró Salvador, en Danza; José Fernández Torres, Tomatito, en Música; Fernando Savater, en Literatura; Juan Genovés, en Artes Plásticas; Chema Madoz, en Fotografía; José Coronado, en Cine; Carmen Añón Feliú, en la categoría de Patrimonio Histórico; y José Miguel Arroyo «Joselito», José Pedro Prados «El Fundi» y José Luis Bote, en la categoría de Tauromaquia. En su intervención ante los premiados, Ignacio González advirtió de la necesidad de aplicar una fiscalidad «reducida» sobre la cultura con el fin de potenciar su desarrollo y «mejorar sus resultados», ya que, a su juicio, «el IVA cultural del 21% está ocasionando algunas dificultades». Aseguró que el «talento y el genio en Madrid no están en crisis y pidió protección para este sector que supone el 4 por ciento de la riqueza de Madrid y emplea a más de 126.000 personas.