Política

López Miras confía en un viraje hacia el PP en los comicios autonómicos

El presidente murciano insiste en que la suma del centro-derecha dará la mayoría en la Región

El presidente del PP murciano, Fernando López Miras, asistió ayer al Comité Ejecutivo Nacional convocado por Pablo Casado para analizar los resultados de las elecciones del pasado domingo
El presidente del PP murciano, Fernando López Miras, asistió ayer al Comité Ejecutivo Nacional convocado por Pablo Casado para analizar los resultados de las elecciones del pasado domingo

El presidente murciano insiste en que la suma del centro-derecha dará la mayoría en la Región

Tras los «malos resultados» del PP en las elecciones generales del pasado domingo, el líder del partido, Pablo Casado, convocó a todos los barones «populares» al Comité Ejecutivo en Madrid para valorar y estudiar el siguiente paso hacia las elecciones autonómicas y municiaples del 26 de mayo. El actual presidente del PP murciano, Fernando López Miras, fue uno de los primeros en salir ante los medios tras el análisis general, y se mostró confiado en que serán los populares quienes adelanten al PSOE en la próxima convocatoria electoral. «Los murcianos no quieren gobiernos de izquierda, porque si se suman los votos de centro y centro derecha, el resultado supera el 50 por ciento».

El líder regional encara ahora la campaña para hacerse con la Presidencia de la Región de Murcia, en un panorama que por el momento ha dejado más sombras que luces a los populares. No obstante, también quiso defender la legitimidad y capacidad de liderazgo del propio Pablo Casado, y aseguró que la derrota electoral «no es imputable a nueve meses de gestión de Casado».

En el PP tienen muy clara cuál tiene que ser la senda a seguir de aquí a los próximos comicios, que se basará en pedir el voto unificado en el único partido que puede hacer frente a la izquierda de Pedro Sánchez: el Partido Popular.

En este sentido, insistirán en la necesidad de no apoyar a otras fuerzas de «extrema derecha» como Vox y unificar el voto para que sea Casado quien lidere en las autonomías. «De lo que se trata es de corregir la fragmentación de votantes. Todavía tenemos tiempo de revertir esta situación».

Además, que sean los socialistas quienes tengan el poder en el Gobierno central «frena claramente los proyectos de futuro del PP para la Región». Y así fue como lo trasladó la vicesecretaria regional de Organización, Adela Martínez-Cachá, quien hizo autocrítica y reconoció que el resultado del pasado domingo «posiciona a la Región en el peor de los escenarios posibles».

Martínez-Cachá defendió que López Miras es el único «que tiene una hoja de ruta en defensa de la Región, que pone de manifiesto que defenderá al millón y medio de murcianos». En este sentido, dijo que de cara al 26 de mayo se deberá decidir entre la «estabilidad que abandera el PP o la vuelta a soportar una crisis de la mano de los socialistas».

Inquirida por si se pueden extrapolar los resultados a los comicios autonómicos, la vicesecretaria diferenció claramente que ambas citas electorales son distintas. «El 26 de mayo se pone en riesgo el trasvase, las infraestructuras y la financiación autonómica».