Actualidad

«Los murcianos son muy patriotas y actuarán con su voto ante el golpe de Estado catalán»

Tras retirarse del escenario político durante unos años, Lourdes Méndez (Córdoba, 1957) se ha puesto al frente del único partido que defiende sus ideas y valores. La candidata por VOX Murcia al Congreso de los Diputados cree que el papel del PP ha sido el de «doblegarse» a la implantación del marxismo cultural de la izquierda. «VOX ha llegado para quedarse».

Publicidad

-¿Qué reformas necesita la Región de Murcia en materia de igualdad?

-Al igual que en España, después de mucho tiempo, se ha conseguido una razonable igualdad de oportunidades, aunque otros lo nieguen. Sí que existen los graves perjuicios que le sobrevienen a muchas mujeres que quieren ser madres, y ello les perjudica hasta el punto de jugarse su trabajo. Aquí es donde hay que poner el acento, en que la mujer no sea discriminada o postergada por el hecho de ser madre.

–¿Por qué insisten en derogar la Ley contra la Violencia de Género?

Publicidad

–Porque culpabiliza a todos los hombres por el mero hecho de serlo, lo cual es radicalmente injusto, y porque además estamos viendo que ni resuelve el gravísimo problema, ni previene el aumento de las agresiones. Es un instrumento de enfrentamiento de mujeres contra hombres y de subvención de chiringuitos. Ojalá esta ley acabara con el miserable maltrato, violencia y asesinato, pero tristemente, no lo hace.

–¿Cree que hay adoctrinamiento en las escuelas murcianas?

Publicidad

–Gracias a VOX, los padres tienen que ser informados y autorizar si permiten que sus hijos reciban o no las charlas de las asociaciones que representan a los lobbies LGTBI. Charlas que, entre otras cosas, sugieren a los niños que pueden elegir el sexo que ellos quieran. Lo cual es mentira y, además, según la Asociación de Pediatras de EE. UU., la ideología de Género perjudica gravemente a los menores.

–¿Se siente más cómoda en Vox que en el PP, partido con el que fue diputada en el Congreso?

–Yo he cambiado de partido por no cambiar de principios. Ni estuve, ni estoy de acuerdo con este PP en la dejación en la defensa del valor de la vida, la aprobación de las leyes de ideología de género, la no derogación de la Ley de Memoria Histórica, o el que no se condenara los vientres de alquiler, al igual que la tibia defensa de la unidad de España ante el golpe de Estado en Cataluña.

–Hace unos días agredieron a uno de sus afiliados. ¿Se sienten amenazados?

–No es la primera vez que ocurre, ya se realizaron pintadas en nuestra sede. Desde otros partidos deben ser más cautos con las etiquetas que nos ponen. Son otros los violentos.

–¿Debería aceptarse en ese caso el uso de armas como legítima defensa?

Publicidad

–Nosotros no defendemos que vaya la gente armada por la calle. Defendemos que si entran en una casa unos desalmados, los que están siendo atacados tengan el derecho a su legítima defensa con lo que tengan en su casa, sin miedo de poder ser detenido por defenderse, como ocurre ahora.

–¿De quién ha sido la culpa de lo que ha pasado en el Mar Menor?

–En primer lugar de no querer reconocer lo que estaba ocurriendo. Y luego, del colapso e inacción por el enfrentamiento entre las instituciones. Por eso no se ha acometido de forma integral el problema, solo se han puesto tiritas cuando se precisaba una gran operación. Hemos solicitado en la Asamblea Regional una gestora no politizada, que con todo tipo de técnicos de reconocido prestigio, pueda darle una solución a la armonización de los usos sin dañar el maravilloso y delicado ecosistema. Pedimos soluciones técnicas y multidisciplinares, que las hay, y también valientes, como abrir las golas, aunque los ecologistas se opongan.

–¿Cómo cree que afectará la situación de Cataluña en las urnas de la Región?

–Pienso que los españoles, y por ende los murcianos, que son muy patriotas, reflexionarán en las urnas sobre las consecuencias que ha tenido y tiene el no responder con firmeza y justicia al movimiento subversivo y al golpe de Estado en Cataluña. Esto tendrá consecuencias en todos los puntos de España, afectivas, políticas, territoriales y económicas.

–¿Y la exhumación de Franco?

–Utilizar una persona muerta para hacer campaña electoral es ignominioso y retrata al Gobierno de Pedro Sánchez. También a los demás partidos, que por acción u omisión han dejado que esto ocurra. Azuzar el odio entre los españoles es una actitud miserable.

–¿Considera posible un «acuerdo a la murciana» en el Gobierno central, con PP, Cs y el apoyo de Vox?

–Pensamos que lo que se está configurando es una coalición entre PSOE, PP y Cs porque tienen mucho en común, y ya han hablado de la necesidad de «desbloquear la situación». Nosotros no podríamos pactar nunca con la izquierda: más subidas de impuestos, más paro, desmembramiento de España, marxismo cultural. Ellos, todos, ya se pusieron de acuerdo en Murcia con la sectaria reforma del Estatuto de Autonomía.

–Comparan a su partido con un movimiento que podría «desinflarse» como Podemos.

–VOX ha llegado para quedarse, porque representamos a una gran parte de españoles que se habían quedado huérfanos de representación. En el momento actual, es la izquierda la que implanta sus políticas, y este denominado centro-derecha las acoge y ratifica. Da igual que se trate de una actitud cobarde ante el reto separatista, como de la implantación de un marxismo cultural al que PP y Cs se pliegan.