Contenido patrocinado por
Logo Orbita-K

Mecenazgo Tecnológico: la oportunidad para cocinar la recuperación económica de España

Orbita.k, una iniciativa pionera en España, abre su primera convocatoria para financiar los mejores proyectos I+D y de innovación. Su objetivo es potenciar el talento científico y tecnológico presente en el tejido investigador español

Carolina Pola, responsable de Estrategia e Innovación de Kaudal.
Carolina Pola, responsable de Estrategia e Innovación de Kaudal.KaudalLa Razón

La vuelta a la normalidad tiene que ser analizada desde un punto de vista alternativo: superar los datos ocasionados por la pandemia de la COVID-19 y, a su vez, marcar el camino del futuro. Según las últimas previsiones de la Comisión Europea, la economía española crecerá un 5,9% en 2021 y un 6,8% en 2022, impulsada por las ayudas europeas y el retorno de la actividad económica. Los expertos señalan que los países con mayor inversión privada serán los que experimenten una tasa mayor de crecimiento en los próximos años, además del papel determinante que tendrán las políticas de incentivación fiscal en el impulso de esta inversión privada. Dotar a las empresas de instrumentos de financiación basados en incentivos fiscales será, por tanto, una de las palancas de la inversión privada y la recuperación económica.

En España, los incentivos fiscales del ecosistema de I+D+i suponen un importante impulso para que las empresas continúen invirtiendo en proyectos de innovación tecnológica. En 2019, según estimaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 49,1% del gasto en investigación y desarrollo fue financiado por las propias empresas. Sin embargo, muchas de esas empresas no pueden hacer uso de las deducciones fiscales o de la monetización por falta de agilidad y exigencia de requisitos.

En este contexto de retos y oportunidades, la compañía Kaudal ha lanzado Orbita.k. Es el primer programa privado de convocatorias para financiar proyectos de I+D e innovación tecnológica en España a través del Mecenazgo Tecnológico. Este programa pionero en nuestro país pretende financiar proyectos de excelencia investigadora, en cualquier sector de actividad. “Es un instrumento de inversión privada colaborativa, que canaliza financiación privada a proyectos de I+D+i a partir de una estructuración basada en los incentivos fiscales aplicables a la investigación, el desarrollo y la innovación”, señala Carolina Pola, responsable de Estrategia e Innovación de Kaudal.

Orbita.k aspira a colaborar con numerosos agentes del ecosistema tanto privado como público.
Orbita.k aspira a colaborar con numerosos agentes del ecosistema tanto privado como público.JUANJODELRIOLa Razón

En ese sentido, los inversores o Mecenas apoyan proyectos que contribuyan al desarrollo económico sostenible y bienestar social, a la vez que promueven el crecimiento del ecosistema de I+D+i impulsado por su RSC (Responsabilidad Social Corporativa), obteniendo además una rentabilidad fiscal. “De esta manera, la empresa transfiere las deducciones fiscales generadas por el proyecto de I+D+i, recibiendo a cambio el importe equivalente a esas deducciones fiscales tras la ejecución del proyecto”, reconoce.

Mediante estos mecanismos, las empresas obtienen financiación a fondo perdido para sus proyectos de investigación y desarrollo, y de Innovación Tecnológica (IT), por un valor mínimo, del 25% del importe del proyecto de I+D y el 12% en el caso de IT. “El Mecenazgo Tecnológico no conlleva dilución de capital; no requiere de avales previos personales y, lo más importante, se desarrolla de una manera ágil, con una gran certidumbre, sin costes para la empresa investigadora y con el acompañamiento de un socio de confianza como Kaudal”, subraya Pola.

Orbita.k aspira a colaborar con numerosos agentes del ecosistema tanto privado como público, del sector empresarial y sin ánimo de lucro para identificar el mayor número de proyectos de impacto social.

¿Qué tipo de proyectos se buscan?

Se ha hecho una llamada a proyectos de I+D (en estado de madurez tecnológica bajo, de TRLs entre 1-5) y de Innovación Tecnológica (en estado de madurez tecnológica más avanzado, de TRLs de 6-7) en cualquier sector: agroalimentario, biotecnología, construcción, energía, aeroespacial, finanzas, industria, medio ambiente, movilidad y transporte, salud, contenidos digitales y telecomunicaciones.

¿Qué volumen de proyectos pretende conseguir esta convocatoria?

Los responsables de la iniciativa esperan poder estructurar proyectos por valor total de alrededor de 200 millones de euros en 2021.

¿Cómo puede apoyar esta nueva vía de financiación privada comparada con otras?

El Mecenazgo Tecnológico es compatible con todo tipo de financiación privada, fondos propios y con préstamos tanto de origen público, como ENISA y otros préstamos y créditos de instituciones autonómicas, y préstamos de origen privado. Esto significa que las empresas pueden maximizar el uso de sus fondos usando el instrumento y recibiendo unos recursos a fondo perdido a término del proyecto que les permitirá reforzar sus planes de desarrollo y de negocio a futuro y contar con fondos propios para nuevos proyectos de I+D+i, planes de internacionalización, estrategia de marketing o proyectos de digitalización para incrementar la competitividad de la empresa. Los fondos obtenidos pueden ser usados o reinvertidos por las empresas de la manera que mejor les convenga, sin limitaciones, ni requisitos, ni ataduras.

Un proyecto de LR Content para
Logo Orbita-K