En colaboración con

Educación financiera para un mundo más justo y responsable

Muchas de las decisiones que tomamos hoy en día están basadas, aunque no lo sepamos, en conceptos relacionados con el mundo financiero. Contar con unas nociones básicas en muchas de nuestras acciones cotidianas es fundamental para que podamos progresar de manera responsable

Las mujeres, los jóvenes y las personas mayores cuentan con los peores indicadores en literatura financiera, según un informe de la OCDE.
Las mujeres, los jóvenes y las personas mayores cuentan con los peores indicadores en literatura financiera, según un informe de la OCDE.Rifka HayatiGetty Images

Cada día, miles de personas recurren a multitud de productos financieros, abren cuentas bancarias o manejan y mueven sus ahorros.

Sin embargo, el conocimiento práctico para actuar en materia financiera a veces brilla por su ausencia. No son pocas las ocasiones en las que nos enfrentamos a un vocabulario que no conocemos, a una letra pequeña que no entendemos o a riesgos que no somos capaces de ver.

La asignatura pendiente

De acuerdo con un informe llevado a cabo por la OCDE, la mitad de la población adulta de la Unión Europea no está familiarizada con muchos conceptos básicos de finanzas. Esto es especialmente acuciante, según apunta el estudio, entre los sectores más vulnerables: mujeres, jóvenes y personas mayores suelen contar con los peores indicadores en literatura financiera.

En nuestro país, las cifras no mejoran. Según el último informe del Banco de España y la CNMV, en nuestro país el 75% de la población admite que debe mejorar sus conocimientos en materia financiera, y un 42% de los adultos afirma que todavía no entienden, por ejemplo, el beneficio del interés compuesto en los ahorros ni sabe calcularlo.

Por todo lo anterior, la educación financiera se presenta como la herramienta que nos permite ser más libres, responsables y conscientes con nuestras cuentas diarias.

Este año el foco son las finanzas sostenibles, una manera de destacar la importancia que nuestras decisiones financieras pueden tener en el medio ambiente siguiendo los criterios ASG (Ambiental, Social, de Gobierno).

Para lograrlo, cada vez son más las entidades que cuentan con productos responsables, como los fondos de inversión sostenibles, los bonos verdes y sociales, el capital de riesgo social o los préstamos verdes. Es el caso de Banco Santander, miembro fundador de la Net Zero Banking Alliance, que pretende avanzar y también acompañar a sus clientes hacia una economía de cero emisiones netas para 2050.

Hacia una inclusión financiera plena y eficiente

De acuerdo con las recomendaciones sobre los Principios y Buenas Prácticas para la Concienciación y Educación Financieras que la OCDE expuso en su día, este tipo de conocimientos debe empezar a enseñarse lo antes posible.

Incluir la educación financiera en los currículos escolares es un seguro a largo plazo, ya que de esta forma los niños podrán adquirir el conocimiento necesario para su futuro, con independencia de lo formados que estén sus padres en la materia. Solo así, las sociedades del mañana podrán progresar de una forma segura y responsable.

Acercando la educación financiera a quien más lo necesita

Banco Santander promueve un importante número de iniciativas y programas enfocados a ayudar a la población a entender los conceptos básicos y poder gestionar sus finanzas día a día.

Entre las más destacadas, se encuentra Finanzas para Mortales, uno de los principales programas de educación financiera de España, aprobado tanto por el Banco de España como por la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Esta iniciativa busca lograr que los colectivos financieramente más vulnerables comprendan mejor la cultura financiera y económica actual con un claro objetivo inclusivo. Concretamente, 65.129 personas han podido beneficiarse de esta herramienta.

Asimismo, este 2021, Finanzas para Mortales ha inaugurado el proyecto Finanzas para Mortales-Justicia Educativa: gracias al acuerdo de colaboración entre Banco Santander, la Fundación UCEIF e Instituciones Penitenciarias, empleados voluntarios del banco han podido dar sesiones formativas en las prisiones de Valencia, Cantabria, Burgos y A Coruña y en las próximas semanas recorrerán otras provincias.

Una de las sesiones impartidas del taller de Educación Financiera impulsado por Banco Santander en el centro penitenciario de Picassent (Valencia).
Una de las sesiones impartidas del taller de Educación Financiera impulsado por Banco Santander en el centro penitenciario de Picassent (Valencia). FOTO: Banco Santander La Razón

Por otro lado, Banco Santander, la Fundación Miguel Castillejo y la Fundación de UCEIF ya también ha comenzado a impartir sesiones de educación financiera dirigidas a mujeres inmigrantes y otros colectivos en riesgo de exclusión social de Andalucía.

“El curso ha sido muy interesante, se hace muy ameno y en un lenguaje muy entendible; baja los términos financieros a nuestro nivel, pero aprendes mucho. Yo no tenía ni idea de lo que era el bizum y me ha parecido muy fácil de usar y de mucha ayuda”, ha manifestado Rosario, una de las 20 alumnas del primer taller.

En esta misma línea, Santander colabora en la iniciativa Tus finanzas, tu futuro, promovida por la Asociación Española de Banca (AEB) con el apoyo de Fundación Junior Achievement, a través de la cual, más de 5.400 estudiantes de secundaria han podido mejorar sus conocimientos en finanzas básicas de la mano de 500 profesionales de la entidad.

Con estos programas, queda patente el compromiso de Banco Santander con la reducción de la brecha de conocimientos y el deseo de un mundo más justo e igualitario. Solo a través del conocimiento y del empoderamiento de las personas que más difícil lo tienen, podemos construir un horizonte más inclusivo.

Iniciativas como estas, a las que se suman otras para lograr la inclusión financiera de todas las personas a través también del acceso a servicios financieros básicos o a financiación para aquellos particulares y pymes con dificultades económicas, han contribuido a empoderar financieramente a 6 millones de personas en riesgo de exclusión desde 2019, y por este motivo, la entidad acaba de recibir el reconocimiento como “Mejor Banco del Mundo en Inclusión Financiera” por la revista Euromoney.

Un proyecto de LR Content para