Contenido patrocinado

Cuidados para animales

¿Mi mascota necesita probióticos o postbióticos? Los veterinarios se vuelcan con la salud de la microbiota

Los postbióticos nos permiten tratar casos que antes no eran posible abordar con probióticos

¿Mi mascota necesita probióticos o postbióticos? Los veterinarios se vuelcan con la salud de la microbiota
¿Mi mascota necesita probióticos o postbióticos? Los veterinarios se vuelcan con la salud de la microbiotaPETBIÓTICOS

La Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid lleva meses investigando la acción positiva de FORTEBIÓTICOS en perros y gatos con cuadros clínicos realmente retadores: diarreas crónicas, IBD, inflamación intestinal, y han demostrado incluso la capacidad que tienen para multiplicar la serie roja en analíticas de pacientes con anemias severas en 30 días, devolviendo al animal a condiciones previas de normalidad clínica. Este trabajo de investigación científica ha servido para que FORTEBIÓTICOS reciba el premio al producto más innovador en salud animal 2024 por la Fundación Vet+i. Se trata del segundo premio que recibe la empresa PETBIÓTICOS este año; el primero lo recibió enmarzo en el Congreso Nacional de Veterinarios en IFEMA (Madrid), un reconocimiento del sector veterinario al producto impulso innovación del año.

IBD, DIARREAS CONTINUAS O ENFERMEDADES INMUNITARIAS

Las consultas están llenas de perros y gatos con problemas gastrointestinales crónicos como IBD, diarreas continuas o enfermedades que atacan al sistema inmunitario y lo debilitan. ¿El origen? Malos hábitos y mala alimentación que atacan directamente la microbiota de nuestras mascotas.

“En estos casos los probióticos son insuficientes para llegar al origen del problema”, nos cuenta Olga García, veterinaria y directora del Centro Veterinario Ceres de Madrid con más de 12 años de experiencia en patologías relacionadas con la microbiota. En enero actualizó su formación con nuevos protocolos clínicos basados en postbióticos de PETBIÓTICOS: “he conseguido recuperar ‘casos imposibles’ con tratamiento de FORTEBIÓTICOS; perros y gatos con IBD, diarreas cronificadas, apáticos o con falta de apetito que han recuperado la vitalidad y el bienestar de hace años”.

ACCIÓN DE LOS POSTBIÓTICOS

Los postbióticos suponen una evolución científica respecto a los probióticos puesto que garantizan la aportación directa e inmediata de todos los metabolitos beneficiosos para el organismo. Al liberar los postbióticos en el organismo estamos ahorrando al animal la necesidad de que las bacterias tengan que iniciar el proceso de colonización, adaptación al entorno, competición con otras bacterias autóctonas y, solo a partir de ahí, iniciar su producción metabólica. Además, cuando nuestra mascota sufre daños en su microbiota y mucosa intestinal, el proceso anterior reduce drásticamente sus posibilidades de éxito si tratamos con probióticos. ¿La clave que los diferencia? Los postbióticos entregan de manera inmediata al organismo de nuestras mascotas todos los metabolitos que una microbiota en óptimas condiciones produciría de manera natural. ¿Y esto que impacto tiene en la salud de nuestros perros y gatos?

  • Estimula la regeneración de la biodiversidad bacteriana innata y autóctona de la microbiota y ayuda a restaurar la mucosa intestinal.
  • Activa el sistema inmunitario aportando bacteriocinas que actúan como antibiótico natural.
  • Favorece la metabolización y mayor rendimiento de los alimentos

PALABRA DE VETERINARIA

Soledad Sánchez, veterinaria clínica con 30 años de experiencia en nutrición, enfermedades infecciosas e inmunología de la Clínica Colmillos y Garras en Madrid nos cuenta: “si tenemos animales con enfermedades crónicas, ancianos o problemas de digestión que no cumplen las condiciones idóneas de homeostasis de su microbiota para producirlos, podemos añadir directamente a su dieta los POSTBIÓTICOS. Yo estoy utilizando FORTEBIÓTICOS en formato líquido que me están dando grandes resultados. Deberíais conocer al butirato, propionato y acetato, tres componentes principales de la fórmula de PETBIÓTICOS. Si os digo que son los principales productores de energía del cuerpo y sobre todo de las células del colon, eso os dará una idea de su importancia. Son los encargados de mantener el PH ácido imprescindible para que las cepas bacterianas vivan en equilibrio. Y como los microorganismos viven en la capa de la mucosa que protege y funciona de barrera defensiva en las distintas regiones del cuerpo (intestino principalmente), estos ácidos grasos de cadena corta ayudan a restituir la mucosa intestinal, modulan la inflamación, y mantienen la permeabilidad intestinal para evitar diarreas. Además, se absorben y circulan por todo el cuerpo y esto permite una gran comunicación entre el intestino, los órganos endocrinos (páncreas o hígado), el sistema inmunitario y el cerebro, entre otros sistemas”.

FORTEBIÓTICOS no tiene ningún efecto secundario y concentra en su presentación de 30 ml la acción metabólica de dos bacterias ácido lácticas únicas en el mercado: Lactiplantibacillus plantarum CECT9608 y Lacticaseibacillus paracasei CECT9610 de la colección BAL-INGULADOS, y sus principios bioactivos (ácidos grasos de cadena corta y bacteriocinas). Su formato líquido es un acierto para perros y gatos. La dosis continua es 1 gota por cada kilo de peso del animal todos los días, y se puede dar directamente o en la comida. ¡A los gatos les encanta!

La microbiota de nuestras mascotas importa. Recordemos que nuestros perros y gatos sienten y aprenden por el estómago. Para ellos es su primer cerebro y por su microbiota pasa todo lo bueno que fomenta su salud, inmunidad y vitalidad. Resolver, sí. Prevenir, mejor.

Un proyecto de LR Content