El tuneador Marc Philipp Gemballa reinterpreta 40 Porsche 911 modificados para correr por el desierto

El primer producto será este fantástico superderportivo todoterreno diseñado para su uso en el desierto. Claramente inspirado en el Porsche 959 que participó en el rally París-Dakar en 1985 y 1986, su nombre Marsien; similar a la palabra “marciano” en francés.

Gemballa Marsien
Gemballa MarsienGemballa MarsienGemballa Marsien

El nombre de Gemballa era conocido como uno de los más extravagantes dentro de los afamados preparadores alemanes de Porsche en la década de los 90 y principios del 2000. Por desgracia en 2010 a raíz del trágico asesinato de Uwe Gemballa se hizo más famoso aún debido a los intensos rumores de vínculos con el crimen organizado.

La marca Gemballa original se vendió posteriormente, y todavía existe, pero una nueva empresa dirigida por el hijo de Uwe, Marc Philipp Gemballa (y que lleva su nombre) ha iniciado su recorrido.

El primer producto será este fantástico superderportivo todoterreno diseñado para su uso en el desierto. Claramente inspirado en el Porsche 959 que participó en el rally París-Dakar en 1985 y 1986, su nombre Marsien; similar a la palabra “marciano” en francés.

Basado en el actual 911 Turbo S de la generación 992, el nuevo modelo Marsien es más alto y musculoso, con grandes respiraderos y un enorme alerón trasero que envuelve los laterales del coche. La carrocería es nueva y está hecha de fibra de carbono, y en la compañía informan que será posible encargarla sin pintar si alguien quiere hacer alarde del material original. La aerodinámica del coche ha sido optimizada por KLK, empresa acostumbrada a trabajar habitualmente con equipos de competición.

Gemballa Marsien
Gemballa MarsienGemballa MarsienGemballa Marsien

La potencia emana de una versión retocada del poderoso motor de seis cilindros planos del Turbo S, cuyo trabajo ha sido realizado por otro famoso preparador alemán de 911, RUF. Se ofrecerán dos versiones, la menos potente con 740 caballos y 928 Nm de par motor y la más potente con 818 caballos. Un filtro de aire mejorado, diseñado para trabajar en las condiciones polvorientas del desierto, y un sistema de escape Akrapovic serán de serie.

Al igual que el nuevo GT3, el Marsien cuenta con una nueva suspensión delantera de doble horquilla.. Además de los amortiguadores adaptativos, también hay un sistema de ajuste de la altura de la carrocería mediante un elevador hidráulico que, según se afirma, es capaz de aumentar la distancia al suelo desde las 4,7 pulgadas estándar hasta las 9,8 pulgadas.

Los coches vienen con dos juegos de llantas de aluminio forjado, uno equipado con neumáticos de carretera y el otro con neumáticos todoterreno específicos para su uso raid. Un paquete todoterreno opcional aportará amortiguadores con especificaciones de rally y una altura de suspensión aún mayor (pero fija).

El nuevo modelo está preparado para ser tan rápido como casi cualquier supercoche. La empresa afirma que alcanza los 100 km/h en 2,6 segundos con neumáticos de carretera y una velocidad máxima de 330 km/h. Los neumáticos todoterreno estarán limitados a 210 km/h.

Gemballa dice que no producirá más de 40 unidades, y que cada uno de ellos tendrá un coste de conversión antes de impuestos en Alemania de unos 583.000 dólares (495.000 euros al cambio) – Pero para los aficionados a la marca germana y no tiene problemas de solvencia no es difícil ver el atractivo de convertirse en un Gemballer.