Los NFT ya son multimillonarios: los fundadores de Open Sea entran en el selecto club del billón de dólares

Los treintañeros Devin Finzer y Alex Atallah superan los 2,2 billones de fortuna personal después de la última ronda de financiación.

Logotipo de OpenSea.
Logotipo de OpenSea. FOTO: OpenSea

Quizá todo acabe en una nueva burbuja, pero, suceda lo que suceda, dejará muchísimo dinero por el camino. La fiebre por la tecnología blockchain, las criptomonedas y los NFT (non-fungible-token) no hace otra cosa que crecer y las transacciones millonarias se suceden. Se compran obras de arte digital, islas virtuales y hasta terrenos para edificar en el metaverso. Y el dinero circula y lo que hoy vale cien, mañana puede estar perfectamente valorado en mil o en mil quinientos.

OpenSea es el mercado de NFT más consolidado del mundo. Devin Finzer y Alex Atallah, siendo aún veinteañeros, se lo inventaron hace solo cuatro años cuando prácticamente nadie sabía nada del negocio y, a día de hoy, dirigen una de las compañías más tecnológicamente avanzadas del sector. Ambos, según informa la publicación Forbes, ya han entrado en el selecto club de personas que cuentan con una fortuna superior al billón de dólares, esto es, superior a los 1.000 millones de euros.

El increíble salto económico ha llegado después de que última ronda de financiación concluyera más que satisfactoriamente para OpenSea. La compañía está valorada actualmente en 13.300.000 millones de dólares, prácticamente diez veces más que hace solo seis meses. A partir de este dato real y exacto, Forbes calcula que la fortuna personal de los confundadores de OpenSea alcanza los 2,2 billones de dólares, lo que supone estar entre las personas más poderosas del planeta. Hay que recordar que la lista de billonarios que la publicación estadounidense publica cada año contempla a todas las personas cuya fortuna supera el billón de dólares. Para hacernos una idea, 25 millonarios superan los 50 billones de dólares.

Según los datos del pasado mes de enero, los últimos disponibles, OpenSea generó unas ventas de más de 3.300 millones de dólares para una empresa que actualmente emplea a más de 70 personas, cifra que también seguirá creciendo en los próximos meses. Según datos de PitchBook, la compañía especializada en NFT ha recaudado más de 420 millones de dólares de inversores.

Devin Finzer, nacido en 1990 en California, trabajó para Pinterest y creó Claimdog, app especializada en el sector de las finanzas. Por su parte, Alex Atallah, originario de Colorado, dio sus primeros pasos en Palantir antes de trabajar para Zugata y Whatsgoodly. En enero de 2018, unieron sus indiscutibles talentos y crearon el primer mercado de NFT del mundo, el mismo que les acaba de hacer multimillonarios.