Golpe PSOE-Podemos a las hermandades católicas en Alcorcón

Fuera de la sede: la alcaldesa reclama el desalojo del local que les cedió el Ayuntamiento para destinarlo ahora a almacén de limpieza

Thumbnail

La Hermandad y Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Esperanza de Alcorcón no sale de su asombro y de su indignación con la última notificación del Ayuntamiento de Alcorcón, gobernado por el PSOE y Podemos. Después de que hace un año el Consistorio les cediera un local por veinte años en la calle Madrid número 20, en pleno centro urbano, para ser sede de más de 300 hermanos, a la que acuden también numerosos fieles y devotos, ahora la alcaldesa, Natalia de Andrés, ha decidido revocar la decisión y dejarles sin local. La regidora requiere que desalojen las instalaciones, que también utiliza la Hermandad de la Virgen de los Remedios, para que los empleados del servicio de limpieza municipal dejen sus utensilios de recogida de residuos sólidos urbanos y de limpieza viaria.

Arantxa Álvarez, la Hermana Mayor de la cofradía cree que todo esto «es un atropello y una falta de respeto» a todos los que forman parte de ella que está motivada por «tintes políticos e ideológicos y es un ataque a todo lo que huele a religioso» teniendo en cuenta que «el Ayuntamiento tiene un montón de locales vacíos. ¿Por qué ahora nos requieren el local para que empleados de la limpieza viaria dejen sus utensilios?», dice indignada.

La cuestión es que la hermandad recibió el local el año pasado tras más de 20 años sin ocupar «en condiciones lamentables». Sus miembros invirtieron más de de 3.000 euros en material para abordar reformas que fueron haciendo ellos mismos y, desde entonces, el local se ha convertido en la casa de la hermandad que se utiliza para organizar charlas sobre cómo se viste una imagen, cómo se mueve un paso, exposiciones, ludoteca... Su última iniciativa ha sido la de recogida de más de mil kilos de comida que se han entregado a Cáritas y, durante el confinamiento, también han colaborado con varios comedores sociales. La hermandad fue fundada en 1989 y celebra su día grande el Domingo de Ramos, el día en el que saca a la calle de la localidad del sur sus pasos procesionales y mueve a más de 600 personas entre costaleros, nazarenos...

La Hermandad de la Virgen de los Remedios, que comparte sede con ellos, también invirtió en la reforma de una de las habitaciones donde guarda todo su material. Ahora, lo peor es que «no se nos ha ofrecido ninguna alternativa, sentimos que no les importa el gran esfuerzo realizado en este año en la sede tanto económico, como material y personal».

Precisamente, la revocación de la cesión gratuita del local de 339 metros cuadrados en el centro para destinarlo a cantón o almacén de los servicios de limpieza fue aprobada en la Junta de Gobierno de ayer. La alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, ayer justificó la decisión de revocar el uso del local, que fue cedido por el anterior alcalde del PP, David Pérez, una semana antes de las elecciones, amparándose en la idea de que «la limpieza es una de las prioridades y uno de los problemas más graves que ha tenido la ciudad y tenemos que dotarla de medios (...) Los servicios de limpieza de la zona centro están ahora en un local alquilado que no cumple con las necesidades básicas». Por eso dice que la mejor solución que ha encontrado es utilizar un local municipal, en lugar de alquilar otro o invertir en el actual. Además, la alcaldesa asegura que las hermandades «no han utilizado el local muy asiduamente, porque lo he visto pocas veces abierto y no se comprendería que estuviésemos comprando o invirtiendo en alquileres cuando tenemos nuestras propias instalaciones».

La regidora ha prometido buscar una solución para estas hermandades, aunque posiblemente en locales situados fuera de la zona centro. Pero la Hermandad se muestra desconfiada. «Sabemos que es mentira, tardamos mucho tiempo en acondicionar las instalaciones porque estaban en muy malas condiciones y me extraña que sepa el uso que se le han dado cuando la hemos invitado a todos los actos organizados y siempre ha rehusado venir», asegura la Hermana Mayor.

El Grupo Popular en la localidad del sur ha criticado la decisión del «gobierno social comunista en el Ayuntamiento al atacar directamente a las tradiciones de nuestra ciudad». Su portavoz, Ana Gómez, ha lamentado la decisión que afecta a las dos hermandades «que cuentan con más de mil miembros, son especialmente queridas y admiradas por los vecinos y su compromiso con la cultura y los valores tradicionales han merecido desde hace décadas el respeto de los vecinos y el reconocimiento de la Corporación municipal».

La limpieza, ligada a Podemos

La alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, cree que nadie entendería que el Ayuntamiento tuviera que invertir en reformar el local que utiliza ahora en la zona centro el servicio de limpieza, aunque eso suponga tener que echar a dos cofradías de las instalaciones que ocupan y que precisamente han realizado ya una inversión en rehabilitarlas.
Precisamente, Jesús Santos es el presidente de la empresa municipal de limpieza (Esmasa), teniente de alcalde por Unidas Podemos y socio de gobierno de la alcaldesa, además de antiguo empleado de Esmasa.