La inminente demolición del puente de Joaquín Costa terminará en noviembre y no se sustituirá por otro

La demolición del puente de Joaquín Costa será “inmediata” y costará 8 millones de euros. Se trabaja en un procedimiento de emergencia ante el “peligro de colapso”

El puente que une las calles de Joaquín Costa y Francisco Silvela sobre la glorieta de López de Hoyos y Príncipe de Vergara, cortado al tráfico, en Madrid.
El puente que une las calles de Joaquín Costa y Francisco Silvela sobre la glorieta de López de Hoyos y Príncipe de Vergara, cortado al tráfico, en Madrid.Ruben mondelo . La razon .

El pasado sábado los conductores madrileños se desayunaban con el tráfico por el viaducto de Joaquín Costa totalmente cortado, una decisión del Ayuntamiento de Madrid, tan sorprendente como urgente, y es que, a tenor de los informes de una inspección técnica, había riesgo de colapso de la estructura por la circulaban a diario 80.000 vehículos. Los estudios técnicos han determinado que el puente ha llegado al límite de su vida útil y existe peligro de colapso, lo que trajo a la memoria las imágenes del viaducto que el 14 de agosto de 2018 se desplomó en la ciudad italiana de Génova, causando la muerte de más cuarenta personas.

Así, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, confirmó ayer que definitivamente se va a demoler la estructura del viaducto, en unos trabajos que llevarán entre 3 y 4 meses y con un coste cercano a los ocho millones de euros. Almeida, añadió que los trabajos de demolición comenzarán de manera inmediata y que se trabaja en un procedimiento de emergencia ante el peligro de colapso. «Será a través de un procedimiento de emergencia previsto en ley de contratos por peligro inminente de colapso y derrumbamiento», aclaró ayer el alcalde en declaraciones recogidas por Europa Press durante la visita al lienzo de la muralla cristiana de Madrid restaurado

Por su parte, la delegada de Obras y Equipamientos del Consistorio, Paloma García, confirmó que no se volverá a levantar un «scalextric» de sustitución y que se dará participación a los vecinos a la hora de decidir qué hacer tras la demolición del puente. Sí está descartado por parte del actual equipo de Gobierno volver a ubicar en este espacio «un puente de las mismas características».

Plan de movilidad alternativo

Ante la complicada situación que se ha creado en la zona, el concejal de Movilidad, Borja Carabante afirmó ayer que el Ayuntamiento «ha tenido que reubicar distintas cabeceras de la EMT y se va a analizar, si fuera necesario, reforzar el transporte público en ese punto» y que Policía Municipal y Movilidad están analizando los flujos de tráfico ejecutando actuaciones de corte y de modificación de itinerarios y giros, por ejemplo, en Príncipe de Vergara, donde se ha colocado una rotonda, unido en las próximas semanas a la transformación de un tramo de Velázquez para pasar a doble sentido.

El Ayuntamiento está informando de las afecciones a la movilidad en la zona durante las obras, que desarrollarán en varias fases y ocasionarán cortes y afecciones al tráfico motorizado, a la movilidad peatonal, así como al aparcamiento en la zona y los desvíos de parte de sus itinerarios habituales. Se permitirán ciertos movimientos en las intersecciones, como el giro a izquierda desde Príncipe de Vergara hacia María de Molina.

Como posibles rutas alternativas, se recomienda circular por la M-30 cuando se trate de itinerarios de largo recorrido. Y para tráfico de proximidad, se propone transitar por la Avenida del Doctor Arce, Serrano, Plaza de República Argentina, Velázquez o Diego de León que a su vez ofrecen una buena alternativa de conexión con la M-30.