Límite de actividades en barrios y municipios de Madrid

La Comunidad restringirá hoy la movilidad. Los distritos del sur y Parla, Fuenlabrada y Alcobendas, los señalados

No es una situación extrema ni muy grave, pero sí «preocupante». Fuentes de la Presidencia del Gobierno de la Comunidad de Madrid aseguran a LA RAZÓN que las medidas que hoy se concretarán para tratar de frenar el ritmo de contagios en algunas zonas de la capital y en varios municipios de la región tienen como objetivo evitar la situación que se dio en marzo y abril. Anticiparse al virus. Para ello, se limitará la movilidad en algunas zonas básicas de salud –teniendo en cuenta que las comunidades autónomas no pueden ordenar el confinamiento de las personas en sus domicilios– y se establecerán medidas de control sobre algunas actividades.

En el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso creen que la capacidad de los centros sanitarios de Madrid, ni en lo que tiene que ver con los niveles de hospitalización ni en las UCI, están en riesgo de desborde. Y, de hecho, argumentan que, en lo que afecta a las Unidades de Cuidados Intensivos, hay otras regiones que, con los datos epidemiológicos actuales sobre la mesa, están en un peor escenario que Madrid.

Serán, en todo caso, decisiones medidas y meditadas. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, envió ayer un «mensaje de calma» a los madrileños e informó de que hoy se anunciarán nuevas medidas para «restringir la movilidad y reducir la actividad» en las zonas donde han detectado «una mayor transmisión del virus». En un vídeo remitido a los medios, el consejero quiso trasladar tranquilidad a los madrileños tras las «interpretaciones sobre la situación del coronavirus en la región». «Estamos trabajando en una propuesta para tomar decisiones en el sentido de restringir la movilidad y reducir la actividad en las zonas que hemos detectado donde se produce una mayor transmisión del virus y que este viernes anunciaremos con mayor detalle», afirmó el consejero.

Está previsto, por tanto, que el Gobierno regional detalle las medidas a aplicar a lo largo de esta mañana. El objetivo es evitar que los centros hospitalarios se vean sometidos a la situación que ya tuvieron que afrontar en la primera ola. Dentro del abanico de medidas que se están valorando destaca la posibilidad de limitar la movilidad en los barrios y en los municipios de la comunidad más afectados. También la reducción de la actividad económica en estas zonas básicas de salud. Y se abordará asimismo la posibilidad de reabrir dos pabellones de Ifema para volver a derivar a estas instalaciones a pacientes desde los hospitales con más mayor estrés asistencial.

En el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla ya se ha tomado una medida similar al instalarse una carpa de campaña en el aparcamiento de este recinto. Este hospital de campaña en Carabanchel se ha levantado de manera preventiva, ante la posibilidad de un mayor ritmo de ingresos en las próximas semanas. Las zonas, en principio, señaladas para aplicar estas medidas serían algunas zonas básicas de salud –unidades más pequeñas que los barrios– de los distritos de Usera, Carabanchel, Puente de Vallecas y Villaverde. Aunque también empieza a preocupar la situación en los distritos de Centro, Ciudad Lineal y San Blas-Canillejas. Fuera de la capital, los municipios sobre los que la Comunidad de Madrid ha estado estudiando actuar son Fuenlabrada, Parla, Alcobendas, Humanes, Galapagar y otros pueblos de menores dimensiones.

Según Ruiz Escudero, «estamos en una situación de crecimiento sostenido» del coronavirus en la región y por eso habrá nuevas restricciones «ante la posibilidad de tener que tomar decisiones en cuanto a la supresión de la actividad programada en hospitales». Este es el punto clave para muchos expertos en salud pública: que los hospitales no estén saturados por el incremento de ingresos de afectados por Covid.