Un 12 de octubre sin grandes actos, pero plagado de homenajes

Majadahonda, Boadilla y Pozuelo proponen actos de tributo a la bandera

Donde había actos multitudinarios presididos por autoridades y protagonizados por las fuerzas de seguridad del Estado, habrá fuentes vestidas de rojo y amarillo, símbolos en recuerdo a las víctimas del Covid-19 y balcones engalanados para la ocasión. Porque este año, una vez más, el escenario sanitario actual ha obligado a los municipios de la Comunidad de Madrid a reinventarse para poder mantener los tradicionales homenajes a la bandera nacional durante esta jornada.

Los primeros en poner en marcha su particular forma de celebración de este 12 de octubre diferente han sido los vecinos y vecinas de Majadahonda, donde desde el pasado jueves, las diez fuentes de la ciudad lucen la enseña nacional al caer el sol. El alcalde de la localidad, José Luis Álvarez, apeló durante la presentación de la iniciativa a la unión ciudadana en tiempos de crisis: «Ésta bandera es de todos, símbolo de la unidad de nuestra nación y de los valores que representa la Constitución; sólo juntos y remando en la misma dirección lograremos hacer frente a esta difícil situación».

Por su parte, este 2020, el Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha recogido la propuesta de un grupo de boadillanos y ha instalado en el parque Virgen del Pilar y en la rotonda de intersección entre la M-513 y la M-516 miles de banderas de España en recuerdo a las víctimas de la pandemia, como héroes y heroínas en un 12 de octubre fuera de lo común.

Por último, hoy Pozuelo de Alarcón celebra la Fiesta Nacional de España sin salir de casa y como ya se han desarrollado tantas otras festividades desde que el Covid-19 llegara para quedarse el pasado mes de marzo. Y es que, en vistas de la imposibilidad de llevar a cabo los actos solemnes habituales en esta fecha, la alcaldesa, Susana Pérez, remitió hace unos días una carta a todos los pozueleros invitándoles a colgar la bandera rojigualda en sus ventanas y balcones. En su misiva, además de lamentar la cancelación del tradicional homenaje a la bandera, la regidora ha instado a sus vecinos a que demuestren su «orgullo por ser españoles» y poder reafirmar así que Pozuelo de Alarcón en «un municipio referente en la defensa de los símbolos nacionales, que nos aportan prosperidad, justicia y concordia». Sin duda, la Comunidad de Madrid festeja hoy un 12 de octubre atípico en el que, no obstante, todas las miradas siguen puestas en el Ejército y en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tras meses de lucha contra el coronavirus.