“TQMT”, la pintada de amor que provocó la paliza mortal a Iván en Velilla de San Antonio

La Guardia Civil ha anunciado un detenido por estos hechos tras la discusión sobre un grafiti, que parece ser el detonante del asesinato

La Guardia Civil ha detenido este martes a un hombre por su presunta relación con la muerte en Velilla de San Antonio (Madrid) de otro de 39 años, que falleció el domingo a consecuencia de una paliza que le propinó el viernes un grupo de jóvenes.

Fuentes de la Comandancia del instituto armado en Madrid han informado de esa detención y han precisado que el arrestado es mayor de edad, si bien de momento no han ofrecido más detalles.

La muerte de Iván en Velilla de San Antonio, tras recibir una paliza por parte de un grupo de jóvenes, se sigue investigando en la localidad, intentando detectar quiénes estuvieron presentes en la agresión.

La clave está en unas pintadas, ‘TQMT’, que fueron el detonante de la paliza que recibió Iván. Estas pintadas fueron hechas por el propio Iván días atrás. ‘TQMT’ significa ‘Te Quiero Mi Todo’. Lo tenía tatuado en el cuerpo. Llamaba “mi todo” a la joven de la que estaba enamorado y con quien lo había dejado recientemente. Un menor estaba grafiteando encima de la pintada, algo que Iván recriminó. Ahí empezaron los problemas y la posterior paliza.

Los agentes del grupo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Rivas Vaciamadrid se han hecho cargo de las averiguaciones y de momento no hay detenidos ni identificados.

Los hechos tuvieron lugar el viernes minutos después de las 20.30 horas cerca de la casa de la víctima, Iván V.S. El hombre recriminó a un joven unas pintadas en una pared y comenzó una acalorada discusión.

El chaval llegó a los pocos minutos con sus amigos, que golpearon por todo el cuerpo a Iván, que quedó tendido en el suelo, donde le patearon en la cabeza, provocándole una fuerte conmoción cerebral.

El herido fue trasladado en ambulancia al hospital de la Princesa de Madrid, donde ingresó en estado crítico. Entró en coma y ayer por la tarde falleció.

Los vecinos han reaccionado conmocionados ante este crimen concentrándose durante el fin de semana en repulsa por este episodio violento y pidiendo justicia para la familia de Iván, muy conocida en el municipio, de 12.000 habitantes.

Acusan a un grupo de adolescentes, algunos menores de edad, de lo ocurrido y de otros hechos delictivos como robos, agresiones, acosos y gamberradas.