La Guardia Civil detiene a una banda de menores por dar palizas a otros en Rivas y subirlo a redes sociales

Tenían simbología propia y se hacían llamar “SR14″. Ya han localizado a varias víctimas y algunos ni se lo habían contado a sus padres

La Guardia Civil analizó los vídeos difundidos y pudieron llegar a los autores
La Guardia Civil analizó los vídeos difundidos y pudieron llegar a los autoresServicio Ilustrado (Automático) GUARDIA CIVIL

También les robaban todo lo que podían pero su principal diversión era la humillación: grabarles mientras le pegaban y se mofaban de ellos para luego subirlo a las redes sociales. Su afán de lucirse cometiendo tales actos fue, sin embargo, lo que permitió a los agentes detenerles ya que pudieron identificarles viendo los vídeos. Se trata de una banda de once menores de 14 años de Rivas Vaciamadrid que se autodenominaban “SR14″ que han sido detenidos por la Guardia Civil y a quienes imputan delitos de pertenencia a grupo criminal, robo con intimidación, delitos contra la integridad moral, amenazas con arma blanca, detención ilegal, amenazas, coacciones y lesiones.

Según ha explicado la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid, la investigación se originó a raíz de poner en conocimiento de los investigadores la existencia de unas imágenes donde un grupo de jóvenes propinaba golpes a otros. El lugar de los hechos era una zona de Rivas Vaciamadrid y las imágenes circulaban por una conocida red social.

El estudio exhaustivo de las imágenes permitió a los agentes identificar a alguno de los menores, los cuales son vecinos de la localidad. Además se centraron todos los esfuerzos en identificar y localizar a las víctimas, también menores, cuyos padres se enteraron por los agentes de la agresión a la que habían sometido a sus hijos, ya que estos tenían miedo a represalias.

La banda desmantelada imitaba el comportamiento de otro tipo de bandas latinas, había adquirido una vestimenta determinada y hasta había creado su propia simbología para saludarse. Por norma atemorizaban a otros menores para adquirir notoriedad, grababan las agresiones y a posteriori las colgaban en sus perfiles de redes sociales.

En uno de los casos investigados, esgrimieron un arma blanca de grandes dimensiones que colocaron en el cuello del menor ante la resistencia a las agresiones y en otro, llegaron a retener contra su voluntad a otros menores hasta la llegada de más integrantes de la banda y así conseguir sus objetivos y obtener las imágenes para colgar en sus redes sociales.

Los detenidos son once menores, españoles, todos de 14 años de edad, alguno de ellos con antecedentes. También están involucrados otros tres menores que son no son imputables por ser menores de 14 años. Ya han pasado a disposición de la Fiscalía de Menores de la Comunidad de Madrid.