El drama del PSOE en Madrid: sin sustituto para Gabilondo

La renovación del CGPJ le sitúa como posible Defensor del Pueblo

Gabilondo y su portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid, José Cepeda
Gabilondo y su portavoz adjunto en la Asamblea de Madrid, José CepedaCIPRI PASTRANO DELGADOLa Razón

Desde que Pedro Sánchez es presidente del Gobierno, la sensación sobre el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, ha sido la de una permanente cuenta atrás para su marcha de la Asamblea. Primero se pensó que podría ser llamado para ocupar la cartera de Educación y que repetiría como ministro y, después, su nombre ha circulado como candidato del PSOE a futuro Defensor del Pueblo. Ahora que se vislumbra un posible acuerdo PP-PSOE para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Ángel Gabilondo vuelve a sonar como el mejor de los candidatos posibles para ponerse al frente de la institución que defiende los derechos fundamentales de los ciudadanos frente a la Administración. Por eso muchos le ven ya diciendo adiós a la Cámara de Vallecas y a un grupo parlamentario que, con 37 diputados, ha ido descapitalizándose durante el mandato de Pedro Sánchez por la marcha de diputados que han ido a ocupar puestos de primera fila en la política nacional. Empezó Reyes Maroto, que se fue a ocupar la cartera de Industria, Comercio y Turismo, y después la siguieron José Manuel Rodríguez Uribes, actual ministro de Cultura y Deportes o Pilar Llop, ahora presidenta del Senado. Pero Gabilondo, ayer no daba pistas sobre su futuro. «No tengo confirmado en modo alguno que vaya a ser Defensor del Pueblo (...) A día de hoy no he recibido comunicación al respecto», dijo tras la habitual rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces.

Pero una de las tragedias del PSOE en estos momentos es que no dispone de un candidato claro que pudiera sustituirle y que pudiera cubrir el hueco de una persona de la trayectoria de Gabilondo, con quien el partido se siente en deuda. Ayer, de hecho, fue preguntado por un posible sustituto, pero evitó desvelar el misterio: «prefiero no quemar las naves antes de llegar a puerto», dijo con su habitual prudencia y moderación. En alguna ocasión se ha hablado de Borja Cabezón, secretario general del PSOE en Majadahonda, pero ahora se perfila como director de Casa América y ninguno de los otros diputados parece encajar en el perfil de candidato del PSOE. Lo cierto es que tras dos elecciones y no conseguir la presidencia madrileña, Gabilondo se da ya por amortizado en el puesto.

Un número dos en la sombra

Gabilondo cuenta con defensores y detractores dentro de su grupo parlamentario. Hay quien piensa que su tono es demasiado moderado, huye del cuerpo a cuerpo en la confrontación política y en su discurso planea en el mundo de las ideas sin tocar tierra. Otros opinan que hay que dejarle hacer. Ahora hay quien mira a su número dos, José Cepeda, un histórico del socialismo madrileño, pero no en Ferraz no le ven como el elegido.