Así es el proyecto para recuperar el arbolado arrasado por Filomena

Madrid Futuro ya ha obtenido 400.000 euros en donaciones y lanzará un «crowdfunding»

Trozos cortados de troncos y ramas de árboles en la Casa de Campo, en Madrid, tras el paso de Filomena
Trozos cortados de troncos y ramas de árboles en la Casa de Campo, en Madrid, tras el paso de FilomenaEduardo Parra Europa Press

Alrededor de 800.000 árboles afectados y unos 80.000 perdidos. De todas las bajas que dejó el temporal Filomena tras su paso por la capital el pasado enero, la principal fue la masa forestal de la ciudad. Pasarán muchos años hasta que podamos decir que se ha recuperado. Con todo, los planes para su regeneración, tanto municipales como privados, siguen su curso.

Uno de ellos es el que se pondrá en marcha a través de Madrid Futuro, una plataforma civil impulsada por profesionales y empresas, sin ánimo de lucro, cuya presidencia de honor es ocupada por el alcalde y la vicealcaldesa de la capital. La asociación nació hace cerca de un año, con la idea de impulsar proyectos que ayuden a la regeneración de la ciudad tras el impacto causado por la pandemia. Con el paso del tiempo, se han ido sumando instituciones hasta llegar al centenar. Son cuatro los ejes en los que trabajan: salud y bienestar; deporte; cultura; y digitalización y sostenibilidad. Es precisamente en este último punto en el que se encuadra el proyecto para paliar los estragos de Filomena. Un fenómeno inédito en la región, al menos en los últimos ochenta años. En apenas 30 horas, cayeron en Madrid alrededor de 1.250.000 kilos de nieve, equivalentes a 22,3 millones de metros cúbicos. Como explicó en su momento el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, esa cantidad supondría colocar una fila de camiones de 40.000 litros de capacidad desde Madrid hasta Bruselas.

«A las semanas de producirse el temporal, y tras comentarlo con los socios, pensamos que la asociación podía impulsar alguna iniciativa que ayudara a la regeneración de árboles», afirma a LA RAZÓN Pablo Vázquez, gerente de Madrid Futuro. Primero, surgieron las aportaciones por parte de varias impresas que conforman la asociación. Más de una veintena de compañías que donarán en torno a 400.000 euros para el plantado de árboles. Entre ellas se encuentran Sanitas, Iberdrola, Quironsalud, ACS, Repsol y Caixabank.

Después de Tokio

Posteriormente, una segunda fase del proyecto, y que se anunciará mañana miércoles, apela directamente a los ciudadanos y a su implicación «para poner en valor el patrimonio del arbolado en Madrid. Puede que Madrid no tenga playa, pero tiene unos parques estupendos. De hecho, es la segunda ciudad del mundo con mayor número de árboles», solo por detrás de Tokio.

Y así será. Madrid Futuro lanzará un crowdfunding –replantamadrid.com– para que todos aquellos madrileños que lo deseen, aporten diez euros para plantar un árbol. Un coste que cubriría la compra del mismo, ya que su mantenimiento correría a cargo del Ayuntamiento. Una posibilidad que será conveniente publicitada próximamente en las calles de la ciudad, a través de la instalación de mupis, pantallas y banderolas. El objetivo, explica Vázquez, es el de lograr alrededor de 10.000 donaciones, que permitirían la plantación de otros tantos árboles. Una vez conseguida esa meta, los trabajos para la regeneración del arbolado comenzarían a partir del próximo otoño.

¿En qué zonas se plantarían? Esa será una decisión que adopte el Consistorio. Con todo, hay un área en concreto que se vio especialmente afectada por la nieve: la Casa de Campo. Se calcula que más de medio millón de sus 800.000 árboles –prácticamente siete de cada diez– sufrieron daños. De estos, 100.000 se cayeron y eran imposibles de recuperar.

El drama de Casa de Campo

Si hay una especie predominante en Casa de Campo, uno de los mayores parques urbanos de Europa con 1.700 hectáreas, son los pinares. Se trata de árboles de una gran copa, lo suficientemente robusta y fuerte como para soportar bastantes kilos de nieve. Eso provocó que acumularan demasiada en su parte superior y que se fuera congelando con la drástica bajada de temperaturas. Convertida la nieve en hielo, los árboles comenzaron a soportar un peso excesivo que acabó rompiendo sus ramas.

Mejor suerte corrió el parque del Retiro, la joya verde de la capital. Tres siglos de historia repartidos en 118 hectáreas. Aún así, las cifras fueron también preocupantes. De sus 17.000 árboles, 11.000 resultaron afectados. Y de esos 11.000, alrededor de un millar son irrecuperables: bien se han caído, bien tendrán que ser talados.

En total, el Ayuntamiento de Madrid tasó en 74 millones de euros los daños causados al arbolado por el temporal. Así lo remitió al Gobierno central en el informe preceptivo para la declaración de zona catastrófica.

Por último, la iniciativa de Madrid Futuro se completa con una tercera vía de trabajo: algunas de las empresas implicadas dedicarán una jornada a la plantación de árboles. En resumen, un proyecto con el que se buscará «concienciar a la gente sobre la importancia de un patrimonio» que, hace apenas tres meses, vivió sus peores momentos en muchas décadas.

Una exposición en el Retiro

La puesta de largo del proyecto «Replanta Madrid» tendrá lugar mañana miércoles en una de las zonas que padecieron en mayor medida a Filomena: el parque del Retiro. El Ayuntamiento presentará la iniciativa en los jardines de Cecilio Rodríguez, donde también se anunciará la apertura de una exposición fotográfica dedicada precisamente a la histórica nevada que cayó en Madrid a principios de este año. Una muestra que servirá también de agradecimiento a la labor brindada aquellos días por los servicios públicos y que se situará en el Paseo de Coches.