Cuerpo a cuerpo entre Ayuso y García: “A la política se viene llorado de casa. Hay que ser adulto para venir al pleno”

La portavoz de Más Madrid acusa a la presidenta de hacerle “bullying político”

La sesión de control al Gobierno se ha convertido en un duro enfrentamiento entre la presidenta de la Comunidad de Madrid y la portavoz de Más Madrid, Mónica García, que ha acusado a Isabel Díaz Ayuso de convertir los plenos en un “barrizal irrespirable”. La portavoz de la oposición ha querido hacer de su intervención una “reflexión sobre la calidad de las sesiones de control” que se hacen todos los jueves en la Cámara de Vallecas y ha hecho un repaso a los calificativos y términos en los que se ha referido a ella la presidenta regional: “Bildu, bolivariano, entrecot... Que estoy desesperada, que tengo la boca mustia, que sonría un poco más, que tengo cara de asco, que me hago tirabuzones peperos en el pelo, que si bailo o dejo de bailar o que si trabajo más o menos...”.

Pero si hay algo con lo que está molesta la portavoz de Más Madrid es con los calificativos que recibió la última semana de la presidenta regional: “Ha cruzado todos los límites cuando dijo que yo venía a hacer terapia porque en mi familia no me soportaban. Pase que me insulte a mí, pero no voy a soportar, pero no voy a soportar que utilice la salud mental como arma arrojadiza política ni que estigmatice a la gente que va a terapia”.

La portavoz de Más Madrid, Mónica García, interviene en la sesión de control del Pleno de la Asamblea de Madrid. Ayuso y García coincidieron en su outfit
La portavoz de Más Madrid, Mónica García, interviene en la sesión de control del Pleno de la Asamblea de Madrid. Ayuso y García coincidieron en su outfit FOTO: VICTOR LERENA EFE

García acusó a la presidenta de hacerle “bullying político” ,que “no me va a hacer agachar la cabeza”. Que sea la última vez que me insulta y me falta el respeto en esta cámara , que insulta y estigmatiza a la gente que va a terapia y que insulta y boicotea a nuestros sanitarios de la sanidad pública”, sentenció.

Pero Ayuso no se arredró con el rapapolvo de la portavoz de la oposición, a la que dijo no sentirse afectada por lo que diga de ella y su familia en los plenos. “A la política se viene llorado de casa y si no soporta la presión de quedar en evidencia un pleno tras otro, haga lo que dicen en el PSOE, que sea sustituida por otro compañero que pueda estar a la altura. Representar a los ciudadanos requiere humanidad y madurez y equilibrio. Hay que ser adulto para venir a este pleno”.