Ayuso, sobre la manifestación sanitaria: “Cuando me llamaron asesina, supe que no eran sólo médicos”

La presidenta se compromete a seguir negociando con los sindicatos e insiste en la motivación política de la marea blanca: “Si hubiera sido por la sanidad pública hubieran acudido dos millones de personas”

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha reaccionado en la mañana de este lunes a la manifestación celebrada ayer en el centro de la capital en rechazo al plan de reapertura de los centros 24 horas diseñado por el Gobierno regional. Ayuso ha mostrado su “respeto a los manifestantes” al tiempo que ha asegurado que, a su juicio, “la manifestación de ayer no fue en defensa de la Sanidad Pública, sino para defender un nuevo liderazgo de izquierdas, en este caso de ultraizquierdas, debido a la debacle que va a sufrir el PSOE. Si hubiera sido una manifestación por la sanidad pública hubieran acudido dos millones de madrileños, no conozco un solo madrileño que no esté orgulloso de su sanidad pública”.

Según Ayuso, la marcha que según Delegación del Gobierno concentró a 200.000 personas en el entorno de Cibeles fue “otra cosa donde se mezclaron varios colectivos” de distinta índole: “Cuando hay una manifestación de ganaderos, de policías, de transportistas el 99% de los manifestantes pertenecen al colectivo que reivindica unas necesidades...en el caso de ayer, el porcentaje era muy diferente y eso nos tiene que hacer pensar. En el momento en el que me llamaron asesina esa manifestación no era de médicos o no sólo de médicos ni mucho menos”.

La presidenta madrileña ha sido especialmente crítica con la posición de los socialistas madrileños: ¿Qué está ocurriendo con el PSOE en Madrid que ha montado una manifestación y se la ha entregado a Más Madrid para que sea ahora la persona que lidera esto? Los alcaldes socialistas van a tener muy difícil explicar el giro a la ultraizquierda que van a realizar en manos de una escisión de Podemos”.

Para la presidenta madrileña, la motivación política de la protesta es evidente: “Cuando dicen que nuestro sistema sanitario atenta contra la Sanidad Pública, sabemos, simplemente, que sus discursos los han escrito aquellos que no utilizan nuestro sistema público porque les atienden en hospitales privados. Y no me parece mal. La libertad que disfrutan es una conquista de los españoles en Madrid. Sólo que la misma quizá otros también la quieren y, sin embargo, se les niega con pretendida superioridad”. Y ha añadido: “Si los activistas de la izquierda acudieran a nuestros hospitales, a lo mejor había menos demagogia. La izquierda, en lugar de buscar soluciones a través del acuerdo y la negociación, en lugar de pedir un pacto nacional para solucionar la falta de médicos que afecta a toda España, que es el problema real, el verdadero asunto, ha optado politizar las dificultades”.

Respecto a cómo resolver el conflicto sanitario con los sindicatos, Ayuso ha subrayado que desde su Gobierno van a “seguir negociando hasta donde haga falta, tenemos la mano tendida. Vamos a seguir encarando las dificultades trabajando y negociando porque esto al final lo van a pagar los ciudadanos. Nosotros siempre estaremos dispuestos a escuchar a los médicos y enfermeros; a intentar mejorar sus condiciones porque sabemos que son indispensables, porque la protección de la salud es un derecho constitucional y que hay que contar con ellos y que su bienestar profesional es esencial para que podamos disponer del mejor sistema sanitario”.

Ayuso ha insistido en que la izquierda política en la región está utilizando como excusa para la movilización el plan de reapertura de los centros de urgencias extrahospitalarias: “Son un pretexto estos centros sanitarios 24 horas: no son hospitales, en Madrid cuando alguien tiene una urgencia real llama al 112 o va a un hospital de la máxima calidad. Estos centros sirven para cuestiones menores. Están utilizando esto todo el rato. Nos demuestran que no todos los sindicatos quieren llegar a un acuerdo. Cuando desde el activismo de izquierdas tratan de confundir a la opinión pública diciendo que un Centro Sanitario 24 horas debe funcionar como un pequeño hospital; o cuando meten miedo diciendo que la videoconferencia sustituye a un médico en Urgencias, hacen eslóganes desde la falsedad”.