Madrid

Comienza la prohibición de los coches sin etiqueta en Madrid: esto es todo lo que hay que saber

Tendrán prohibido el acceso a distritos como Centro, Arganzuela, Retiro o Chamberí

Ahora sí, podemos decir que estamos ante el principio del fin de los coches sin etiqueta en la ciudad de Madrid. A las 00:00 horas de mañana 1 de enero entra en vigor Madrid Zona de Bajas Emisiones (ZBE). Por primera vez, los coches sin etiqueta tendrán prohibido circular por gran parte de la capital. A continuación, reseñamos las principales novedades para no «perderse» en esta nueva reordenación del tráfico rodado.

ZBE
ZBE FOTO: Antonio Cruz

Los coches afectados

Los coches sin etiqueta de la DGT (o con clasificación ambiental A) tendrán prohibido circular en el interior de la M-30, la zona conocida como la «almendra central». Se trata de todos aquellos vehículos de gasolina matriculados antes del año 2000 y de diésel matriculados antes de 2006. Ahora bien: los vehículos que estén matriculados en Madrid estarán exentos de esta prohibición. Al menos hasta 2025, año en el que la ZBE se implantará para la totalidad de los vehículos A. Con todo, habrá otros que estarán exentos de forma permanente: los vehículos para personas de movilidad reducida, los que estén catalogados como «históricos» y los que pertenezcan a servicios de emergencias y fuerzas armadas.

¿Y las motocicletas?

Una de las preguntas recurrentes es la referida a las motocicletas. En este caso, a los vehículos A que no sean turismos (camiones, furgonetas, motocicletas, ciclomotores) no les afecta esta medida hasta el 31 de diciembre de 2024. A partir del 1 de enero de 2025 no podrán circular por las vías públicas urbanas de la ciudad de Madrid.

La “trampa” que no vale

Otro de los puntos a aclarar: no sería válido empadronar el vehículo sin etiqueta en Madrid capital para poder acceder a la zona restringida. La normativa establece que deben cumplirse los requisitos de encontrarse domiciliado en el Registro de Vehículos de la ciudad y figurar de alta en el Padrón del Impuesto sobre Vehículos del Ayuntamiento a fecha de 1 de enero de 2022.

La zona prohibida

La prohibición expresa de poder circular en el interior de la M-30 obliga a los conductores de vehículos A a consultar el mapa de la capital. Más aún teniendo en cuenta que son los de fuera de Madrid los primeros afectados por la nueva ZBE. En resumen, la «almendra central» comprende siete distritos completos: Centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Tetuán, y Chamberí, a los que habría que añadir parte de Moncloa-Aravaca y del barrio de Ciudad Universitaria por donde tampoco se podría circular.

Las multas

Las multas no se producirán a partir de mañana. Al menos, no a través de los dispositivos automáticos. El Ayuntamiento concede dos meses de fase de aviso desde la entrada en vigor de la ZBE. Desde el 1 de enero y hasta el 1 de marzo a las 23:59 horas no se enviarán multas a los titulares de vehículos que hayan sido captados de manera telemática. Sin embargo, el infractor sí que podría ser multado en caso de ser interceptado por agentes de Movilidad ejerciendo controles de acceso.

La cuantía de la sanción será progresiva. A partir del 2 de marzo, la infracción ascenderá a 90 euros, que se quedarían en 45 en caso de hacer efectivo el pronto pago. Desde el 21 de marzo, y ya en adelante, la multa subirá hasta los 200 euros, pasando de infracción leve a grave.

El sistema para detectar a los infractores funcionará mediante dispositivos foto-rojo, instalados a lo largo y ancho de la almendra central.

Además, desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad se establecerá un operativo de vigilancia especial formado por agentes de movilidad para garantizar el cumplimiento de la normativa en el interior de la M-30. Los efectivos se situarán en puestos aleatorios de la zona.

Plaza Elíptica

Independiente de la ZBE que comienza mañana, la Zona de Bajas Emisiones de Plaza Elíptica también presentará una importante novedad en este primer tercio del año. Si bien entró en vigor el pasado 22 de diciembre, el periodo sancionador se abre a partir del próximo 22 de febrero. Se trata de otra zona prohibida a los vehículos con clasificación ambiental A, tanto en su acceso como en la circulación, incluido el tramo de la autovía A-42 comprendido dentro del mismo, salvo excepciones que afectan a residentes, empresas y autónomos, personas con movilidad reducida, servicios públicos, y transporte de alumnado a colegios, entre otros.

En este caso, la zona restringida queda delimitada por las siguientes vías: calle Faro, avenida de Abrantes, calle Portalegre, avenida de Oporto, travesía de Antonia Lancha, calle Santa Lucrecia, calle Antonio Leyva, calle de Arlanza, lateral paseo de Santa María de la Cabeza en sentido entrada a Madrid hasta puente de los Capuchinos, calle Manuel Noya, calle Cerecinos, calle Fornillos, calle Ricardo Beltrán y Rozpide hasta el número 8, avenida Princesa Juana de Austria en sentido entrada a Madrid y calle Vía Lusitana intersección con calle Faro, cruzando el parque de la Emperatriz María de Austria.

Más agentes

Ante las nuevas restricciones, el Ayuntamiento pretende aumentar la plantilla de agentes de Movilidad un 22%, con la incorporación de 130 nuevos efectivos. Se trata de un anuncio realizado ayer por la portavoz municipal y delegada del Área de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz. Para ello, la Junta de Gobierno ha aprobado el proyecto definitivo por el que se modifica el Reglamento del Cuerpo de Agentes de Movilidad, que ahora deberá ser aprobado por el Pleno.

El futuro

Con la puesta en marcha de la ZBE queda implantada una «tradición» que se repetirá cada nuevo 1 de enero. Al menos hasta 2025. Y es que, de forma progresiva, se irán sumando más vehículos y más zonas con acceso restringido. Desde el 1 de enero de 2023, queda prohibido el acceso y circulación de los vehículos A también por la M-30. A partir del 1 de enero de 2024, se prohibe su acceso y circulación en todas las vías públicas urbanas del municipio de Madrid. Y desde el 1 de enero de 2025, esta última prohibición se extenderá también para los coches domiciliados en la capital, con las excepciones antes expuestas.