«Mi encuentro con Marilou»: El amor cura

Dirección: Jean Becker. Guión: J. Becker, Eric Holder. Intérpretes: Patrick Chesnais, Jeanne Lambert, Miou-Miou, Jacques Weber. Francia, 2012. Duración: 92 minutos. Drama.

No hace falta ser un desgraciado para que la depresión te destroce la vida; bien al contrario, los psiquiatras aseguran que, precisamente, un triunfador a gran escala puede convertirse en pasto fácil para la tristeza. Le sucede a Taillandier (interpretado por el solvente Patrick Chesnais), prestigioso pintor de sesenta y algún año felizmente casado que, un día, deja los pinceles, decide no aguantar más reuniones familiares y sólo tiene ganas de ver por televisión programas cutres. Incluso una mañana, compra una escopeta con las peores intenciones de este mundo. Pero, antes, el anciando artista toma una decisión: marcharse de casa, abandonarlo todo y viajar sin maletas ni destino concreto. En el camino se tropieza con una adolescente tan perdida como él mismo. Y no es una Lolita al uso. La película de Becker (un director un poco sobrevalorado por aquellas «Conversaciones con mi jardinero») es una historia de amor (nada que ver con el sexo) y segundas oportunidades blanda, poco hecha, y, en el fondo, increíble: quien piense que alguien lacerado por esta terrible enfermedad (o a lo mejor sólo estaba aburrido) puede sanar en pocos días gracias a los mimos de una chica, va listo. Y sabemos de qué estamos hablando.