Llega el momento de girar el puño y exprimir todo lo que tu moto lleva dentro

Michelin presenta una nueva generación de neumáticos para motos de altas prestaciones en carretera y circuito

Se acercan los viajes por carretera y el poder realizar salidas de fin de semana con tu moto. Tras más de dos meses parada, los neumáticos de tu montura no estarán en las mejores condiciones. Es mejor poner unas gomas nuevas, sobre todo si vas a exprimir a fondo las prestaciones de tu montura, que lleva demasiado tiempo descansando y ahora desea sacar a relucir todos los caballos que guarda en su interior.

Para ello, necesitas un neumático realizado con materiales de altas prestaciones y que aseguren tu seguridad y una duración suficiente. Son condiciones indispensables en cualquier tipo de innovación. Y para llegar a estos compromisos, Michelin destinó 687 millones de euros a investigación y desarrollo para poner a punto su nueva gama denominada “Power” de neumáticos para motos deportivas. El fabricante galo, asentado con varias fábricas en España, los ha diseñado para mejorar la seguridad, las sensaciones, las prestaciones y el placer de conducir.

Una solución para cada utilización

La gama de esta nueva generación incluye el lanzamiento simultáneo de cuatro versiones de neumáticos que integran la oferta Power y que se sirven en las medidas más habituales en motos deportivas y de altas prestaciones. Se han desarrollado estos cuatro tipos para poder responder con precisión a las necesidades de cada utilización. Esta nueva gama de Michelin deportivos incluye neumáticos destinados desde el uso solo por carretera hasta para una utilización cien por cien en circuito. De esta forma, se puede elegir entre el Power 5, que es el más deportivo de los neumáticos de carretera o el Power GP, concebido para carretera o circuito; el Power Cup, diseñado para tandas en circuito y homologado para carretera o el Power Slick, para el mejor agarre en tandas en circuito.

Mediante la aplicación de tecnologías procedentes de la competición para desarrollar los compuestos y con diseños específicos de la carcasa, cada neumático tiene sus propias características. Aunque cada versión recurre a un diseño propio y coherente para cada utilización, todos destacan por un comportamiento de primer nivel gracias a su máxima adherencia, y por un diseño deportivo y diferenciador en el que cobra especial protagonismo la firma visual de Michelin, incorporando una tecnología que permite realzar el marcaje en los flancos.

El Power 5 está destinado a las motos superdeportivas para una utilización en carretera. Las prioridades de estos moteros van desde la duración de los neumáticos, un alto nivel de adherencia en todas las condiciones, junto a una tracción eficiente y una conducción que ofrezca total tranquilidad durante la frenada. Esta goma ha conseguido un excepcional agarre sobre mojado, para lo cual ha utilizado tecnologías derivadas de la competición, destacando un compuesto innovador que incorpora sílice y negro de carbono.

Dirigido a usuarios que utilizan su moto deportiva en la vía pública, pero al mismo tiempo acuden a los circuitos para realizar tandas o entrenamientos, el Power GP ofrece altas prestaciones en ambas circunstancias, gracias a su dibujo de la banda de rodadura adaptado para un uso del 50% en carretera y 50% en circuito. Al igual que el anterior, incorpora un compuesto con sílice y negro de carbono.

Un paso más es el Power Cup2 incorpora un dibujo de la banda de rodadura cercano al slick y está diseñado para mejorar los tiempos por vuelta y con la durabilidad suficiente para poder realizar varias tandas, pero al mismo tiempo homologado para una utilización en carretera. Por último, el Power Slick2 se ha diseñado para un uso exclusivo en circuito y en tandas libres. Este neumático está concebido para aquellos pilotos cuya prioridad principal es la velocidad y el rendimiento en pista, puesto que ofrece tiempos por vuelta rápidos tanto a una sola vuelta como en una carrera con varios giros.