Alonso ya tiene coche de empresa

El piloto ya trabaja para el equipo, que en 2021 pasará a llamarse Alpine en lugar de Renault. El director de marketing de la marca hizo entrega del vehículo. Su precio en el mercado asciende a 69.000 euros

La pasada semana, y siguiendo con la reestructuración que está realizando Renault, la marca francesa anunció que su escudería de F1 pasará a denominarse Alpine, su marca independiente de coches deportivos y que arrastra una historia de éxitos en décadas pasadas. Y para comenzar su relación con Fernando Alonso, ayer, el director de marketing de la compañía, Bruce Pillard, hizo entrega del “coche empresa” a Fernando Alonso, que será piloto de la escudería a partir de 2021, aunque ya está trabajando con el equipo después de disputar las 500 Millas de Indianapolis. Se trata de un Alpine A110 S, la versión más radical de este modelo. La entrega se hizo en el Museo que el piloto tiene en Llanera, Oviedo.

El motor rinde 292 cv, 40 más que la versión convencional, y la carrocería está cuatro milímetros más cerca del suelo. La suspensión tiene una configuración más dura, los frenos están firmados por Brembo y combinan aluminio con el acero. El Alpine A110-S tiene una potencia que pueda parecer pequeña, sin embargo, el tema está en su bajo peso, sólo 1.100 kilos, una relación peso-potencia que lo convierte en un coche muy deportivo con sensaciones muy cercanas a la competición. Acelera de 0 a 100 en sólo 4,4 segundos, alcanza los 260 km/h y entre sus modos de conducción destaca el orientado a los circuitos, que ahora, incluso, es más permisivo. El precio de este Alpine asciende a 69.000 euros.