Citroën Villaverde podría optar a fabricar otro modelo

El director general de la marca francesa, Vincent Cobée, deja abierta esta posibilidad tras felicitar a la planta madrileña por su preparación para el C4

El director general de Citroën, Vincent Cobée, ha dejado la puerta abierta a la posibilidad de que un nuevo modelo de la firma de los dos chevrones se pudiera fabricar en las instalaciones de Villaverde tras el buen trabajo realizado por la fábrica madrileña para el lanzamiento en plazo del C4, a pesar de las dificultades derivadas de la pandemia.

En una reciente visita al centro de Madrid, Cobée destacó las dificultades que tiene una fábrica que produce un solo modelo, sobre todo, teniendo en cuenta que en Villaverde se sigue produciendo el C4 Cactus. Pero ha acreditado niveles de calidad altos a pesar de las difíciles circunstancias por las que estamos pasando este año. La planta española se ha esforzado en cumplir con los objetivos de calidad y costes desde el primer día, por lo que el directivo de la multinacional ha destacado el esfuerzo realizado por los empleados y por el director de la factoría.

Acerca de la posibilidad de que un nuevo modelo llegara a las instalaciones madrileñas, Cobée no cerró esta opción si la planta sigue siendo capaz de competir en costes, tiempo y calidad frente a otras instalaciones y resaltó que en un plazo de un año podría haber noticias en este sentido. La atonía del mercado español frente a otros europeos no favorece a nuestra posición, pero aún así PSA sigue apostando por las fábricas españolas como lo demuestra el hecho de que en nuestro país se fabrica el 30% del total mundial del grupo PSA.

El director de Citroen mostro su preocupación por la falta de infraestructura de recarga eléctrica, que impide incrementar la venta de vehículos eléctricos, mientras los países del norte sí está bien colocado, lo que podría suponer un problema para las fábricas porque estas necesitan un mercado fuerte y dentro de 10 años más de la mitad del mercado va a ser electrificado.

Respecto a la electrificación de la marca, Cobée ha pronosticado que, en seis o siete años, es decir, al final de la vida del nuevo C4, que se lanzará al cierre de este ejercicio, un 30% de los vehículos que venda el grupo serán electrificados, frente al porcentaje actual que se estima en un 10%, aunque la planta actualmente tiene capacidad para llegar al 15%.

El objetivo de Citroen para el año próximo era vender 1,5 millones de vehículos de los que un millón se entregarían en Europa y los otros medio millón en el resto del mundo, pero las circunstancias actuales hacen que este escenario se retrase hasta el año 2025, cuando ya estén en el mercado seis modelos electrificados así como el Citroën C-Cube en India y Latinoamérica. En el último lustro las ventas de la marca han crecido un 30% hasta situarse en las 850.000 unidades en Europa.