¿Tienes el coche preparado para la nieve? ¿Sabes cómo conducir en estas condiciones?

En las próximas horas la nieve podría aparecer en muchos puntos de España. Lo mejor sería quedarse en casa, pero hay que tener el vehículo a punto por si surge alguna emergencia

Nieve en Gran Vía
AYUNTAMIENTO DE MADRID
25/12/2020
Nieve en Gran Vía AYUNTAMIENTO DE MADRID 25/12/2020 FOTO: Servicio Ilustrado (Automático) AYUNTAMIENTO DE MADRID

En las próximas horas las condiciones de circulación podrían convertirse en las más complicadas de los últimos años. La previsión anuncia nieve y heladas, es decir, que desplazarse con el vehículo no será una tarea fácil. Hoy habría que realizar una serie de comprobaciones que son clave en estas circunstancias: verificar el nivel del depósito del líquido limpiaparabrisas, el líquido refrigerante, que las luces estén en buen estado y que los neumáticos no presenten desgaste. Además, las cadenas serán necesarias en muchos puntos de montaña del país. La otra opción para no poner las cadenas es usar ruedas de invierno, que pueden sustituir a este elemento si la nevada no es muy fuerte y cuyo precio es comparable ya a los neumáticos de verano que se usan en la mayoría de los casos. Son ruedas que tienen un compuesto y un dibujo diferentes que funcionan muy bien sobre asfalto helado, nieve y reducen la distancia de frenado al margen de ofrecer un mayor agarre.

A la hora de ponernos en marcha también es necesario seguir una serie de consejos y, sobre todo, conducir de forma extremadamente suave. La anticipación y la suavidad son claves para no perder el control del vehículo.

¿Cómo bajar un puerto de montaña?: “Usar el freno motor es básico. En pendientes, conducir con marchas cortas ayudará a manejar el vehículo y los frenos se resentirán menos”, comenta el piloto y experto en conducción de Seat Jordi Gené. Esta recomendación sirve tanto para verano como para invierno, pero se hace especialmente necesaria en la época de frío ya que el asfalto, con temperaturas bajas, pierde adherencia.

Sorpresa en la sombra: Al circular sobre nieve, se tiene que prestar especial atención a los tramos sombríos de la carretera donde puede haber placas de hielo. “Lo importante es mantener la calma y no hacer maniobras bruscas”, comenta Jordi. “Se tiene que mover el volante con la máxima suavidad posible y pisar el freno ligeramente hasta que se rebase la placa de hielo y el coche vuelva a ganar adherencia”, señala el piloto.

Cuando se deje el vehículo aparcado a la intemperie, el piloto aconseja “levantar las escobillas de los limpiaparabrisas para que no se queden pegados al cristal si cae una nevada o bajan bruscamente las temperaturas”, mientras pone las varillas en posición vertical.