MENÚ
sábado 17 noviembre 2018
23:03
Actualizado
  • 1

La carrera más generosa del año

Todo un día de carreras en el Jarama para conseguir los premios que dona Ford a proyectos de diferentes ONG

  • El modelo utilizado este año fue la versión ST del Ford Fiesta. Una atractiva carrocería en la que se esconde un motor de 200 caballos / LA RAZÓN
    El modelo utilizado este año fue la versión ST del Ford Fiesta. Una atractiva carrocería en la que se esconde un motor de 200 caballos / LA RAZÓN

Tiempo de lectura 4 min.

15 de julio de 2018. 03:24h

Comentada
Fernando Álvarez.  15/7/2018

Un año más, el diario LA RAZÓN ha contribuido con su patrocinio a la acción solidaria de la decimoquinta edición de las 24 Horas Ford, una competición que este fin de semana ha repartido 116.000 euros entre una docena de ONG dedicadas a mejorar la vida de los demás. Gracias a esta iniciativa, Ford ya ha distribuido más de 1,7 millones de euros en estas quince ediciones a causas que han permitido poner en marcha 152 proyectos impulsados por más de 75 fundaciones y organizaciones benéficas. La selección de ONG está realizada por una organización externa que evalúa los proyectos presentados y su interés humano. Con ello se garantiza, además de la transparencia de todo el proceso, la mayor efectividad para las importantes cantidades donadas por la marca del óvalo.

La carrera más generosa del año

Es una carrera en la que todos ganan, aunque la ONG que logra la victoria es la receptora de la mayor dotación, en este caso los 30.000 euros del primer premio, y que fueron a parar a manos de la Fundación Elena Barraquer, vencedora de la carrera, cuyo objetivo es combatir la ceguera evitable por cataratas en países en vías de desarrollo.

En la pasada edición, el equipo de LA RAZÓN cruzaba la meta en segunda posición, pero este año corría peor suerte por culpa de la electrónica de gestión del motor. Nuestro Ford Fiesta ST defendió la bandera de ASPAYM Madrid, la Asociación de Personas con Lesión Medular y otras discapacidades físicas. Creada en 1991, su objetivo es conseguir la plena integración social de las personas con lesión medular de la Comunidad de Madrid, favoreciendo su autonomía.

La carrera más generosa del año

Y el equipo de LA RAZÓN ha dado fe del trabajo realizado por esta organización y el entusiasmo de sus integrantes, incondicionales animadores, incluso durante toda la noche. Un plantel de pilotos coordinados por Juan Celada, que es una institución en el automovilismo deportivo español, lucharon durante las calurosas y agotadoras veinticuatro horas de competición en el madrileño Circuito del Jarama, propiedad del RACE para conseguir un buen puesto y la mayor cantidad de dinero posible para las actividades de estos valientes abocados a pasar el resto de sus días en una silla de ruedas.

La carrera más generosa del año

Por un ligero fallo mecánico el equipo se vio obligado a cambiar de coche al poco de iniciar la carrera, lo que suponía perder nueve vueltas respecto al líder de la carrera. Un excesivo lastre para el pilotaje eficiente que demanda esta peculiar competición de resistencia en la que la organización proporciona 235 litros de carburante para cubrir las 24 horas, en esta ocasión con el Ford Fiesta ST recién llegado al mercado, equipado con un nuevo motor tricilíndrico de 1.5 litros, turboalimentado y de 200 caballos de potencia.

El modelo utilizado durante la edición de este año fue el Ford Fiesta ST, disponible en el mercado con carrocería de tres o cinco puertas, aunque utilizamos esta última, con mayor accesibilidad a las plazas traseras. Destaca en su frontal su parrilla de corte deportivo y, en la parte posterior, un deflector aerodinámico y sus dos llamativas salidas de escape. Un conjunto atractivo que se ve mejorado aún más por las llantas de aleación de 18 pulgadas. En el interior, además del volante deportivo, destaca el sistema de infoentretenimiento y los cómodos asientos, firmados por Recaro y que llevan la inscripción ST en el respaldo.

La carrera más generosa del año

Volviendo a la carrera, el coche de LA RAZÓN inició una remontada durante la noche para ganar posiciones y ascender a la novena posición, a la espera de que los equipos rivales perdieran ritmo por la escasez de combustible u otras circunstancias. En la meta se consiguió la décima posición. Si ejemplar fue el apoyo de los miembros de ASPAYM Madrid no lo fue menos la reacción ante el mal resultado. Para ellos tuvo más valor el esfuerzo y el espíritu de equipo que la victoria. Gracias por la lección.

Últimas noticias