Actualidad

Miras pide unidad en el Mar Menor y sitúa la agricultura como freno del cambio climático

La Cumbre del Clima de Madrid ha sido el escenario en el que el presidente ha presentado la Estrategia de la Región para reducir las emisiones un 26 por ciento en una década

En la foto, el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras.
En la foto, el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras. FOTO: JAVIER LIAÑO EFE

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, volvió a recordar ayer que la mejora y recuperación del Mar Menor, afectado por los vertidos, urbanismo y el aumento de las temperaturas globales es un «asunto de Estado», por lo que pidió de nuevo al Gobierno de España y a la Unión Europea ponerse a trabajar juntos «para devolver este espacio natural a las mismas condiciones medioambientales que hicieron de él una joya de nuestro patrimonio ecológico».

Así lo defendió durante su intervención en la cumbre Mundial del Clima «COP25» que acoge estas semanas Madrid, y donde explicó que el Gobierno murciano trabaja «a contrarreloj» para aprobar un Decreto Ley de Protección Integral que regule el entorno de la laguna salada.

«El estado ecológico se ha visto afectado gravemente por dos episodios climatológicos sin precedentes», y recordó que el pasado 12 de septiembre, entraron al ecosistema lagunar más de 60 hectómetros cúbicos de agua dulce y 100.000 toneladas de residuos, que se vieron agravados por un nuevo temporal de lluvias hace una semana cuyas consecuencias todavía se están evaluando.

Así, ante los principales líderes y expertos en materia medioambiental, el presidente también quiso defender la agricultura, uno de los principales motores económicos de la Región, como un «freno, como una frontera a la amenaza del cambio climático, ya que es la herramienta más efectiva para hacer frente a las emisiones de CO2».

Recordó que la Región de Murcia es líder en «depuración y aprovechamiento de agua», y adelantó que el objetivo es reutilizar «hasta el último metro cúbico de agua de lluvia, porque no hay lugar en España donde se cuide y respete más una gota como lo hacemos en Murcia».

Por ello, puso en valor las infraestructuras del trasvase Tajo-Segura, y la importancia que representa para los agricultores murcianos. «Aprovecho el encuentro internacional para lanzar un llamamiento y conectar nuestro país con infraestructuras modernas que lleven el agua de donde sobra a donde la necesitamos. Eso servirá para hacer una barrera natural y frenar el avance de la desertización».

López Miras también presentó la «Estrategia Regional de Mitigación y Adaptación al Cambio Climático», cuyo objetivo es el de «reducir las emisiones un 26 por ciento en 2030, en coherencia con las obligaciones impuestas por la Unión Europea a España, y de adaptar la Región a las nuevas condiciones que impone el cambio climático de la forma más ecoeficiente y rentable posible, apoyándonos en la economía circular y las soluciones basadas en la naturaleza».