Los municipios de costa de Murcia estallan ante la falta de planes para abrir las playas

Los dirigentes de San Javier y Cartagena reprochan al Gobierno central la falta de protocolos en la costa ante la previsible entrada en la Fase 2 de la Región de Murcia a partir del lunes

Llega un verano que traerá playas por turnos, parceladas o bajo reserva
Varias personas caminan por el paseo marítimo de la playa de Barnuevo, San JavierMarcial GuillénEFE

Incertidumbre, enfado e impotencia. Así es como se sienten a escasos tres días de que, previsiblemente, la Región de Murcia pase a la fase 2 de la desescalada los municipios costeros ante la falta de planes y protocolos que determinen cómo deben actuar para reabrir las playas al público. El alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, ha arremetido contra el Gobierno central de Pedro Sánchez por la “incertidumbre” que se ha generado durante estos meses en cada fase, ya que de lo único de lo que se habla es de “recomendaciones” y de lo que “parece que se está diciendo por ahí”.

Una desinformación que afecta directamente al turismo y al sector de la hostelería, que hasta que no se publiquen en el Boletín Oficial del Estado (BOE) los criterios de la fase 2, no pueden comenzar a prepararse y a avanzar en las medidas de seguridad para la ciudadanía, según ha explicado Luengo a Europa Press.

“Según hemos escuchado extraoficialmente, muchas de las medidas se han ido cayendo, como por ejemplo el uso de instalaciones de aseo portátiles, que parece que ahora se prohíbe”.

Luengo también ha asegurado desconocer si simplemente hay que acotar las playas indicando el aforo máximo y cómo hay que controlar ese aforo. “Hablaban que había que hacer airear la arena tres veces al día y, ahora, parece ser que no hay que hacerlo. Hay que preparar personal, hacer valoraciones e, incluso, alquilar nueva maquinaria para poder hacer ese trabajo”.

Nos ponen en una situación muy difícil, porque si nos dicen que se van a abrir las playas, nos tienen que decir cómo y nos lo tienen que comunicar con tiempo porque hay que preparar muchísimos medios”, al tiempo que ha recordado que San Javier tiene 35 kilómetros de playas entre La Manga y el Mar Menor.

Cartagena pide liderazgo

Por su parte, la vicealcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, ha pedido este viernes al presidente regional, Fernando López Miras, que la Comunidad ayude a los ayuntamientos costeros liderando la elaboración de los planes de contingencia y protocolos o guías de seguridad en playas, así como campañas de información.

En la reunión semanal de los regidores con López Miras, Arroyo ha dicho que los municipios de la costa están obligados ahora a realizar un doble esfuerzo tanto en el control de las playas como en la información a los bañistas, y los ayuntamientos necesitan que la Comunidad coordine la elaboración de protocolos únicos y lidere información a usuarios con campañas de información regional durante el verano.

“Pedimos al Gobierno de la Nación instrucciones claras y con el tiempo necesario para afrontar un paso más en la desescalada con la apertura de nuestras playas. Se adelanta la apertura de playas al baño, pero no se adelantan las medidas de seguridad y las recomendaciones”, ha indicado Arroyo.

Asimismo, ha señalado que actualmente solo tienen noticia de la existencia de un borrador que señala el uso de equipos de protección individual (epis) entre socorristas, las medidas de higiene para bañistas y empleados, o las formas de acceso a la playa la separación en la arena.

También ha pedido al presidente que se haga eco de la enorme preocupación de los municipios de la costa “ante el riesgo sanitario que supone una gestión negligente de la frontera”.

“Hay que extremar los controles sanitarios y anticipar la detección de la covid-19 en personas que lleguen en pateras antes de que supongan un riesgo de salud para los funcionarios y voluntarios que participan en la recepción y del conjunto de la población”, ha concluido Arroyo.