Fiscalía confirma a ANSE el traslado al Juzgado de la denuncia por vertido desde la refinería de Cartagena

Derivados del petróleo llegan a la rambla cuando se producen lluvias importantes

La Fiscalía ha confirmado a la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) el traslado al Juzgado de la denuncia por el vertido de hidrocarburos desde la Refinería de Petróleos de Repsol en el Valle de Escombreras (Cartagena), informaron fuentes de la organización ecologista en un comunicado.

ANSE interpuso en abril de 2019 diferentes denuncias ante las direcciones generales de Industria y Medio Ambiente, la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y la Fiscalía para que se procediera a la apertura de expedientes que determinasen el origen del vertido y el grado de incumplimiento de las autorizaciones de funcionamiento de las instalaciones de Repsol Petróleo.

En concreto, la Asociación denunciaba en sus escritos que el vertido de miles de litros de hidrocarburos desde la refinería "no debía ser considerado como un hecho aislado ni como un mero incidente, pues reflejaba un error en el diseño y funcionamiento de las nuevas instalaciones, que no debería de permitir la llegada de productos derivados del petróleo a la rambla cuando se producen lluvias importantes".

Entonces, ANSE lamentó que "la empresa restase importancia al vertido, que se extendió a través de cientos de metros a lo largo del cauce hasta llegar al mar", y pidió que "se aportasen datos reales y creíbles sobre el volumen de hidrocarburos vertidos al cauce de la rambla del Charco, en Escombreras".

Asimismo, pidió a la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y a la CHS que "obligasen" a Repsol a retirar la totalidad de los hidrocarburos, "que cubrían amplias zonas de la vegetación de la rambla, y procedieran a un tratamiento adecuado de la misma".

Por otra parte, ANSE exigió a la Comunidad Autónoma que informase ante la Asamblea Regional, el Ayuntamiento de Cartagena y las organizaciones sociales sobre "el origen de los problemas que originan vertidos de hidrocarburos desde las instalaciones de Repsol en el Valle de Escombreras con episodios de grandes lluvias, como ya ocurrió, por ejemplo, en septiembre de 2015, en que llegaron hasta el mar".

Pero "ni la Comunidad Autónoma ni la Confederación Hidrográfica del Segura han informado a ANSE hasta el momento del resultado de sus denuncias", según ha asegurado la organización naturalista.

Paralelamente, la Asociación consideraba necesario que se procediera a realizar una campaña de sondeos para determinar la posible existencia de bolsas de hidrocarburos en el subsuelo de la rambla del Charco, y que podrían ser empujados a superficie con la subida del nivel freático.

Ya en la década de los 80, ANSE denunció los vertidos de hidrocarburos en esta rambla por parte de Repsol Petróleo, "que obligaban a tener una barrera anticontaminación de manera permanente en el antiguo puerto de pescadores de Escombreras, hoy desaparecido".

Aunque el Ministerio de Medio Ambiente financió entonces un proyecto de descontaminación de suelos, desde ANSE consideraban que podrían quedar aún embolsamientos en zonas próximas a la refinería.

“El complejo de Repsol en el Valle de Escombreras presume de ser uno de los más modernos de Europa, pero no gestiona adecuadamente algunos de sus procesos, e incumple la normativa ambiental en cuestiones como el vertido de hidrocarburos a la rambla del Charco en ocasiones como episodios de lluvia”, concluye la organización.