Música

Alejandro Fernández reivindica a los Caballeros

Saca disco el 14 de febrero con una gran gira en 2020. Dice que de España le gusta “todo”, que no tolera la mentira y que cuando se viste de charro siente que tiene superpoderes

El charro con voz de barítono, el “Potrillo” rey del mariachi, el hijo de Vicente Fernández vuelve a abrirse paso entre “nubes viajeras”, y estrena disco en 2020 reivindicando a los caballeros.

Entre quesadillas picantes, enchiladas y nachos con guacamole escuchamos siete temas aún inéditos donde su voz vuelve a convertirse en embajadora de sus raíces mexicanas. Nos bebemos sus canciones con sorbitos de café y descubrimos que le canta a la nostalgia, al corazón fragmentado, al amor eterno, al imposible, al que se fue y reivindica el respeto y admiración a la mujer.

El cantante ha hecho un pacto con Cupido y el 14 de febrero lanzará el disco, como una flecha, directo a enamorar. Confiesa que aún el disco no tiene título, aunque “posiblemente se llamará Caballero”, como el single. Será en 2020, en noviembre, cuando Alejandro Fernández vuelva a pisar España enfundado en su traje de charro. ″Vamos a hacer una gira muy grande". En España "tenemos siete fechas y algunas confirmadas como Málaga, Bilbao, Madrid, Barcelona o Tenerife”. También “estaremos en Estados Unidos, todo México, Centro América y todo Latinoamérica”

-¿Va a recetar sus canciones para el mal de amores?

-Viene de todo, va a ser recetado para cuando estés de buenas, cuando estés en desamor, romántico... Estoy muy contento de poder regresar a mis raíces y estoy feliz. Salimos hace un mes y la canción de “Caballero” lleva más de 22 millones de visitas. El género ranchero le gusta a todo el mundo, pero es muy difícil sobresalir con ello. A todo el mundo le gusta el mariachi, pero no hay una radio donde puedan salir nuevas figuras de este género.

-¿Cuando se viste de charro nota que tiene superpoderes?

-Creo que sí, es un hecho.

-¿Hacen falta más caballeros en el mundo?

-Definitivamente sí. Hemos tenido una protesta en México a favor de las mujeres.

-¿Qué le duele ahora a Alejandro Fernández?

-Ahora no me duele nada. Estoy feliz, muy contento con todo, gracias a Dios.

-¿Cómo se saca a alguien que se coló en los huesos?

-¿Cómo se saca a alguien que se coló en los huesos? ¿Con otro hueso? (Risas) No sé. Wauuu, difícil. Yo creo que por eso se llama así la canción, hasta los huesos.

-¿A qué sabe la tristeza?

-¿A amargura? Estaba pensando... Hay veces que te viene bien sentir algo de tristeza.

-¿Por qué o por quién pediría que cerraran la cantina?

-Por muchas cosas de felicidad y de tristeza.

-¿Los tequilas disipan las dudas?

-Pues se te olvidan (risas).

-¿Alguna vez la estupidez escribió alguna canción por usted?

-Muchas veces. Hay veces que te dejas ir en el amor sin poner freno ni barreras y llegas a hacer muchas tonterías.

-¿Cuántas veces dijo eso de “es la última y nos vamos”?

-(Risas). ¡Te aprendiste todas las canciones! “Es la última y nos vamos” es una de las mentiras más grandes del mexicano. (Risas).

-¿Cuándo uno se va es mejor irse como los gatos, en silencio, o a ciegas?

-En silencio.

-”El Potrillo” lloró muchas veces por amor?

-Sí, muchas.

-¿Su hijo Alex está sumando a sus fans?

-Siempre le ha llamado la atención la música. Acaba de salir con su disco hace dos años, está haciendo cosas por su cuenta. Mi papá le ha estado apoyando muchísimo. Para mí fue una sorpresa cuando sacó el disco y más la respuesta que ha tenido con el público, ha sido maravilloso y estuvo nominado en los Grammy Latinos.

La “dinastía de los Fernández” participó en los Grammy donde Vicente Fernández, Alejandro Fernández y su hijo Alex hicieron una presentación en la que cada uno cantó un pedacito de sus letras para unir sus voces con la de “volver, volver”.

Hace unos meses fue galardonado con el premio “herencia hispana” algo que, confiesa el cantante, “fue un reconocimiento súper importante, sobre todo por los momentos que estamos pasando todos los latinos con EE UU” y confiesa que precisamente por ello “que te den voz y voto en un momento así, es estupendo”.

-¿A estas alturas de qué se confiesa?

-¿Yo? De que soy un eterno enamorado de la mujer.

-¿En algún momento se olvidó de vivir?

-Sí, muchas veces sí, por cómo dice la canción...

-¿Qué le piden sus hijos por Navidad?

-Estar con ellos y amor.

-¿Es de los que canta en estas fechas villancicos?

-Sí, tengo cinco hijos y los cinco son musicales, tocan la guitarra, cantan maravilloso y cuando nos juntamos hacemos serenatas.

-¿Qué es lo que nunca le perdonaría a sus hijos?

-Bueno, más bien yo creo que les perdonaría todo, son mis hijos y los amo. Pero siempre les he hablado muy derecho que si hay algo que no me gusta son las mentiras y siempre les he dicho que por muy fuerte o grande que sea la mentira, prefiero que me hablen con la verdad. Para construir la confianza se necesita toda una vida y para destruirla una mentira nada más.

¿Qué es lo que más le gusta de España?

-La comida, las mujeres, la calidad, todo. Me gusta muchísimo España.