Phoskitos con marihuana

Errejón dejaría de ser una joven promesa para convertirse en el gran líder de la España de los porros y las máquinas expendedoras de phoskitos de marihuana

FOTO: Alejandro Martínez Vélez Europa Press

La conciliación es algo muy importante, por ello es posible convertir dos grandes ideas en una única que sea rompedora e imaginativa. En este caso afecta a los dos colíderes de Más País. Se trata de Íñigo Errejón, la joven promesa de la izquierda pijo progre, y de la única política que es mujer, médico y madre (3M), Mónica García. En ambos casos estamos ante lo que en Francia se denominaba ingeniosamente la izquierda caviar. A Errejón le preocupa mucho la legalización de los porros, pero hemos descubierto que no es para que nos los fumemos mientras le escuchamos o leemos sus obras completas, sino para recaudar más impuestos como propuso su partido en las elecciones madrileñas. Esto me reconforta, porque demuestra que es un «hijo» del sistema. Nunca lo he dudado, porque los comunistas son muy institucionales y les encanta vivir como los ricos, ya que, por regla general, es su clase social. El líder de Más País ha presentado una iniciativa para legalizar la marihuana y que podamos tener en casa 12 plantas y hasta un kilo de material que nos permita elaborar porros. No hay duda de que es el nacimiento de una floreciente industria casera que mejorará muchas economías.

Por otra parte, está la colíder de su movimiento, aunque a la que se descuide se queda sin la poltrona. Mónica 3M quiere acabar con la comida poco sana como, por ejemplo, los phoskitos y alejar las tiendas de chuches de los colegios. Me gusta que 3M se preocupe por la salud y hay que felicitarla. Esto abre la puerta a una interesante iniciativa que sería hacer phoskitos de marihuana. Errejón es un fervoroso defensor de los porros y que llenemos nuestras casas con plantas de marihuana. Por tanto, ya que los porros son buenos y los phoskitos son insalubres, nada mejor que unir ambos productos y extender su consumo entre la población. No hay duda de que «fumados» lo veríamos todo más happy flower. Como sucede en la serie «Los 100» y el chip de la felicidad que conduce a la ciudad de la luz, Errejón dejaría de ser una joven promesa para convertirse en el gran líder de la España de los porros y las máquinas expendedoras de phoskitos de marihuana.