Uno de cada cinco euros en alimentación se dedica a los productos cárnicos

La carne es el principal componente de la dieta en todas las CCAA

Lorente Ferrer

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación publica anualmente las estadísticas de consumo de alimentos en los hogares españoles. En ese barómetro regular que diagnostica nuestras preferencias la administración excluye el consumo en hoteles, restaurantes, bares, cafeterías, etc…

La última estadística anual cerrada corresponde al año 2020, en ella se reflejan los hábitos de consumo alimentario de los hogares de nuestro país. Los datos ponen de relieve que entre las preferencias dominan los alimentos no frescos (conservas, envasados, tratamos, elaborados, procesados, etc…) con un 56,5% del valor del precio de la cesta de la compra alimentaria. En este caso, los alimentos frescos quedan en segundo lugar, con el 43,5%.

El estudio contempla también el gasto por cada uno de los convivientes en esos domicilios. De este modo, el consumo per cápita se sitúa en los 743,37 euros por año de alimentos frescos y de 972,89 de los alimentos no frescos. Hablamos entonces de que el volumen anual de ambos consumos en el conjunto nacional es de 34.686.760.000 euros y 44.979.778.000 euros, respectivamente, frescos, no frescos. Esto es un montante total de 79.348.254.000 euros.

Tan solo seis son los grupos de alimentos que acaparan el 63% del dinero que invierten los españoles en su alimentación doméstica: carne, pescado, frutas, hortalizas, derivados de la leche y pan. Por lo que la mayoría del gasto de la dieta nacional se distribuye nutricionalmente de modo bastante equilibrado. Puede que, como apuntan los expertos y la experiencia, esa circunstancia de una regularidad alimentaria compensada sea un factor decisivo en que seamos de los países del mundo con mayor esperanza de vida.

Entre todos los productos que se suelen encontrar en los hogares de nuestro país, el primer capítulo en el gasto de los españoles resulta ser la carne, que representa el 20,4% del total del presupuesto en alimentación de los españoles. En segundo lugar, el pescado que supone el 12,9% del gasto. A continuación las frutas con el 9,9%. Le siguen los derivados lácteos con el 8,1% y las hortalizas con el 7,2%. Con menor porcentaje se encuentran el pan y los platos preparados, con el 4,6% y el 4,3%, respectivamente, y la bollería y la leche, con el 3,8% y 2,1%.

Las estadísticas indican con manifiesta claridad que tres cuartas partes de lo que los españoles ingerimos en nuestras comidas cotidianas se concentran en estas nueve familias de productos. Quiero esto decir que es incuestionable que la carne es el producto estrella del consumo, pues uno de cada cinco euros en alimentación se dedica a los productos cárnicos, que han sido objeto de polémica estos últimos días.

Son ocho las comunidades autónomas que dedican más del 20,4% (media de toda España) a la compra de productos cárnicos; a la cabeza las dos Castillas; Castilla y León con el 23,3% y Castilla-La Mancha con el 23,1%. Muy de cerca le sigue en esta clasificación La Rioja, con el 22,9%.

Big Data: Consumo alimentario de los españoles
Big Data: Consumo alimentario de los españoles FOTO: Teresa Gallardo

Detrás de los anteriores se encuentran Aragón y Navarra con el 22% y 21,8%, respectivamente. La Comunidad de Madrid ocupa el puesto número seis, dedicando el 21,3% de presupuesto a la carne. A continuación el País Vasco y la Comunidad Valenciana, con el 20,8% y 20,5%, respectivamente.

En cuanto a dinero empleado en la adquisición de productos de la industria cárnica, destacan muy por encima de la media nacional (349,54 euros al año por persona), las comunidades autónomas de Navarra y País Vasco, con 420,34 y 416,36 euros, respectivamente. Seguidas de Castilla y León con 407,76 euros año por persona.

Con más de 390 euros anuales están a continuación Aragón con 394,18 euros y Cataluña con 393,21.

Por lo que la importancia del sector cárnico en España queda patente en las estadísticas que elabora anualmente el Ministerio. Se trata sin discusión del principal componente de la dieta en todas las CCAA, especialmente en Castilla y León, que tiene una cita con las urnas el 13 de febrero, en donde sin duda se premiará a los partidos que apuestan por la ganadería.