La nutrición

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

En España, el problema con carácter general a la hora de abrir el frigorífico es que haya la marca de yogurt o de cerveza que cada miembro de la familia quiere. En el Congo, por poner un ejemplo, es disponer de algo que llevarse a la boca todos los días para cubrir las necesidades mínimas de alimentación de una persona. De lo anterior se deduce que hay dos grupos de países. En el primero estarían todos aquellos en los que el problema es el hambre y la necesidad de encontrar alimentos para el grueso de su población. En el segundo habría que incluir a todas aquellas naciones en las que la obesidad y el sobrepeso se han convertido en un problema endémico. Es una de las posibles clasificaciones de países que se pueden hacer y que viene a coincidir con las pobres, subdesarrolladas o en vías de desarrollo, por un lado, y las desarrolladas o ricas, por otro. En el nuestro no hay bolsas endémicas de hambre. Otra cosa completamente distinta es que la nutrición sea la adecuada. Para contribuir a mejorarla, mañana se celebra la XVI edición del Día Nacional de la Nutrición, instituido por la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (FESNAD) y la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), con el lema «hábitos para toda la vida: este año te llevamos al huerto». En esto de la nutrición cada experto da sus recetas o, como dice el refrán, cada maestrillo tiene su librillo. He conocido juicios dispares y contradictorios. Recuerdo, por ejemplo, que en la década de los ochenta el aceite de oliva era un producto que no gozaba de buena fama, precisamente, mientras que ahora es poco menos que un medicamento. Dicho de otra manera, que no hay una verdad absoluta. En cualquier caso, siempre será bueno tener conocimientos en la materia y podría haber una asignatura para enseñar a niños y jóvenes a comer bien. Y. ¿qué es comer bien? Pues recupero la receta de mi abuela: comer poco y de todo. Su mejor aval son los 109 años largos que vivió.