Copago farmacéutico o gasto con control

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El gasto farmacéutico público en España en 2015 es de 9.533 millones de euros y se sitúa en la parte alta de la lista, junto con los países europeos de nuestro entorno. El desembolso por persona asciende a 205,31 euros, un 2% más que en 2014, y entre Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid suman el 55% del gasto. Estamos hablando, por lo tanto, de una partida importante, que supone más del 1% del PIB. Desde este punto de vista, es lógico que se busquen fórmulas para responsabilizarse de este gasto, que, a partir de los 65 años, hay que tener en cuenta. La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha anunciado nuevos tramos de copago farmacéutico, que pasan de tres a cinco. Es decir, a partir del Real Decreto de 2012, que es cuando se legisla que los medicamentos no son totalmente gratuitos –y también cuando un millón de desempleados de larga duración estuvieron exentos del pago–, los cortes estaban situados entre los 18.000 y los 100.000 euros. Será precisamente entre estas dos cifras de ingreso donde se situarán dos nuevos cortes: entre los 30.000 y los 60.000. Así, se palía un sistema que podía ser injusto al tratar igual a un pensionista con ingresos de 1.200 euros mensuales que a otro que puede superar los 8.000. Es necesario el gasto, pero con control.