Reincidencia en el error de «The New York Times»

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El prestigiado periódico norteamericano «The New York Times» ha reiterado su posición editorial sobre el desafío de la Generalitat de Cataluña, que es la misma que ya planteó en octubre de 2014, a raíz del referéndum celebrado en Escocia, en la que considera que es mejor evitar el conflicto, para no dar alas a los nacionalistas, y acceder a la demanda de la consulta. En opinión del editorialista, lo lógico es que los catalanes decidieran quedarse en España « a cambio de más dinero». Viniendo de alguien que ha escrito «que el conflicto vasco terminó cuando las dos partes acordaron negociar»,en una interpretación del fin de la violencia de ETA que firmaría el propio «carnicero de Mondragon», no parece que haya que darle mayor credibilidad. El problema del NYT, como el de otros periódicos estadounidenses cuando tratan asuntos extranjeros, es que consideran que las legislaciones y normas constitucionales no tienen el mismo peso que las que rigen en su país. Que lo que no consentirían bajo ningún concepto en Estados Unidos, por ejemplo, una consulta secesionista en California o el desconocimiento de un resultado electoral, puede ser contemplado en otros lares. Y una consideración: extraña que un periódico con un olfato sensible para descubrir el rastro del fascismo no se haya apercibido de que el nacionalismo en Cataluña, como ha escrito Albert Boadella en «Le Monde», tiene connotaciones con la extrema derecha europea emergente.