Editoriales

El dudoso apoyo del nacionalismo vasco

Los estrategas del actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, especulan con la posibilidad de que los resultados del 28A le permitan renovar el mandato gracias a los apoyos de Podemos y del PNV. Aún cuando eso fuera posible y descartando las grandes diferencias entre los programas políticos de los supuestos socios, –atenuadas por el modelo del concierto económico– el problema estriba en la falta de fiabilidad del nacionalismo vasco, siempre vigilante de sus intereses territoriales.

Publicidad