Grecia, obligada a dar el paso hacia la sensatez

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

El Gobierno griego que preside Alexis Tsipras debería ser capaz de atender a los mensajes conciliadores que le llegan desde las instituciones europeas y desde sus socios, sin caer en el error de interpretarlos como síntoma de debilidad ante su inaceptable órdago. Atenas debe dar un paso hacia la sensatez y aceptar, como primera providencia, que su situación económica es insostenible y que es preciso llevar a cabo una profunda reestructuración interna, con un acuerdo con la UE sólido y duradero, para asomarse al futuro.